A+ A-

Museo de arte en Graz

Museo de arte de Graz
El Museo de arte proyectado por los arquitectos Peter Cock y Colin Fournier en la ciudad austriaca de Graz, ha sido uno de los ejemplos de arquitectura biomórfica más interesantes de los últimos años. Llamado por sus creadores como el "alienigena amistoso" y por los habitantes de Graz como la "burbuja azul" o el "erizo artistico"., el museo ha suscitado un agria polémica en la ciudad ya que a pesar de que por su situación se ha conseguido transmitir el pensamiento de Graz sobre un continuo diálogo entre modernidad y tradición, muchos de sus ciudadanos lo han considerado un ataque externo a la arquitectura clásica de la ciudad.

Vista General



El museo está situado a orillas del río Mur, entre los tejados de ladrillo rojo de los cercanos edificios históricos, el edificio además de zonas para exposición alberga una librería y una cafetería. La ciclópica estructura de acrílico y acero adquiere la forma de una enorme burbuja, y su apariencia orgánica y sus extraños saledizos hace que parezca un abultado caracol de otro planeta. De la superficie transparente de su fachada, surgen tubos, que se proyectan al exterior, en dirección norte, para garantizar un grado óptimo de luz natural. La fachada este dispone un novedoso sistema de iluminación llamado BIX, compuesto por una superficie de plexiglás bajo la cual se encuentran 930 lámpara fluorescentes, cuya intensidad lumínica puede regularse por ordenador, que convierten a la fachada en una inmensa pantalla donde proyectar imágenes, películas, etc.

Vista Nocturna

Museo de arte Graz exterior

Interior

Museo de arte Interior