A+ A-

Art Campus de Pott Architects


Este edificio diseñado por Pott Architects se inserta en una nueva zona de expansión cultural al norte del río Spree en Berlín. El terreno quedó baldío tras la apertura de la nueva Estación Central en 2006. La frescura y creatividad que muestra en sus proyectos el equipo comandado por Ingo Pott aseguró que la transformación de un antiguo almacén en un Museo de Arte Contemporáneo fuera todo un éxito urbanísticamente hablando.


Situado a orillas de un canal el edificio juega con los reflejos del agua, plegándose sobre si mismo como si fuese el río el que se refleja en el edificio. El edificio se ha diseñado sin renegar en ningún momento de su pasado industrial. Lo podemos comprobar paseando por sus más de 2500 metros cuadrados dedicados a la exposición de obras de arte. Observamos numerosos elementos industriales en su interior, como el techo que conserva su estructura de hierro original. Sin embargo Pott Architects ha conseguido transformar un edificio anodino en un edificio escultural gracias a una película exterior que envuelve al edificio dotándolo de personalidad.



Nuevas cristaleras se han abierto en las paredes laterales, ocultadas por esta membrana. Tras ellas encontramos despachos propiedad de las galerías de arte que ocupan la gran sala central. La sala central está dividida en seis espacios donde cada galería expone sus obras. Estos espacios tienen entre 280 y 600 metros cuadrados.