A+ A-

Casa Bierings de Rocha Tombal

Las formas básicas no están reñidas con la originalidad ni la modernidad. Rocha Tombal, arquitecto afincado en Amsterdam ha diseñado esta curiosa casa revestida totalmente de madera y caracterizada por grandes ventanales que surgen a modo de "ojos" con vistas sobre el paisaje. La casa permanece aislada de las viviendas vecinas, gracias a ello, se ha logrado crear la sensación en su interior de que la casa está en medio de ninguna parte, cuando realmente se integra física y espacialmente en un barrio de viviendas unifamiliares.



En la primera planta, diferentes aberturas en las paredes y en el techo, a modo de claraboyas, crea un ambiente dinámico en su interior dependiendo de la posición del sol. Durante la noche, sin embargo, la luz artificial se proyecta haca el exterior como si de una cueva se tratase. Rodeada de viviendas de ladrillo, esta vivienda se erige como un elemento singular que trata de modificar el aspecto general del barrio. El exterior esta creado a partir de listones de cedro rojo.


En el interior se combina el blanco con la madera de roble americano, creando un perfecto equilibrio entre minimalismo y elementos orgánicos, creando una atmósfera casi "religiosa". En la planta baja encontramos un gran vestíbulo, sin más función que la de distribuir espacialmente la vivienda. Tras este vestíbulo, se accede al "corazón" de la casa, una cocina singular, unida a una sala de estar. En esta estancia encontramos un gran ventanal, que comunica la cocina con el jardín. La segunda planta, alberga las estancias privadas. La combinación de claraboyas con grandes vanos, permite crear diferentes ambientes, dependiendo de la estancia. Según los arquitectos, la luz cenital crea la sensación de estar caminando por una estrecha calle medieval.

Datos del Proyecto:

Localización: Utrech, Paises bajos
Arquitectos: Rocha Tombal
Comienzo: 2008
Finalización: 2009
Superficie habitable: 235 m2
Fotografías: Christian Richters/VIEW











Más Casas de diseño actual