A+ A-

Peluquería en Nagoya / Studio Velocity


El solar sobre el que se asienta este edificio que alberga una peluquería es de reducidas dimensiones, con 9 metros de ancho y 20 de largo. Studio Velocity decidieron dejar el frente que da a la calle abierto e ir ensanchando la planta del edificio a medida que este se adentraba en la parcela. Así además se cumplían dos requisitos del cliente dejar libre suficiente espacio en la parcela como para aparcar dos vehículos y una zona destinada al secado de ropa.



Debido a sus pequeñas dimensiones la tienda podría difuminarse entre la trama urbana, no presentando ningún aliciente que llamara la atención de los transeúntes y los conductores. Por ello el estudio de arquitectura encargado del proyecto colocó la sala principal al final del solar, mientras que la recepción y la sala de espera se situaban al principio. Esto generó un curioso volumen curvo, inusual en un distrito caracterizado por casas tradicionales de dos y tres plantas, gracias a ello la pequeña peluquería de 41 metros cuadrados ganaba visibilidad y carácter.



La curva se moldeó teniendo en cuenta dos deseos, por un lado desde la entrada debía de verse todas las estancias del local; por otro el interior debería dividirse en tres espacios claramente diferenciados con diversas necesidades. El primero de estos espacios, la entrada, se encuentra totalmente abierta al exterior y al interior, su anchura es practicamente la de la puerta de entrada, por lo que la sensación inicial es de opresión. Cinco pequeños ventanucos nos guián y unen la entrada con el salón principal, entre estos espacios encontramos la sala de corte. La luz es un elemento importante en el diseño puesto que contribuye a aumentar la sensación espacial y proporciona ritmo al interior. El área principal, que alberga el salón de lavado, dispone de una claraboya que permite al cliente observar el cielo mientras recibe su tratamiento.