Casa de Retiro espiritual de Emilio Ambasz

Diseñada en 1976 y construida en 2006, esta casa de retiro espiritual situada en la Sierra Norte de Sevilla, concretamente en el término municipal de El Ronquillo, se trata de una obra poco convencional y sorprendente del arquitecto argentino Emilio Ambasz. Su obra esta caracterizada por la mezcla entre naturaleza y arquitectura moderna. La casa es una reformulación moderna de la tradicional casa andaluza, en torno a un patio, en el que todas las habitaciones se encuentran entorno a él. Para mantener la casa fresca en un clima caluroso y seco como el del sur de España, el edificio en sí está aislado por una capa de tierra. Dos ásperas paredes estucadas se encuentran en un ángulo recto, creando un parasol para la casa definiendo su entrada.

A partir de esta entrada encontramos una escalera de mármol, sobre ella dos escaleras metalicas que conducen a un mirador parecen reflejarla. Una vez llegamos al patio principal, un juego de columnas de diseño clásico nos da la bienvenida. Frente a este se abre otro patio curvo cuya continuidad es una claraboya que continua con el juego curvo, manteniendo aislado a los habitantes que practican el retiro espiritual aunque manteniendo una iluminación natural óptima en cada estancia.


El suelo y las paredes perimetrales están cubiertas con azulejos como si de un moderno palacio mudéjar se tratase. El interior es un espacio continuo bañado por la suave y difusa luz que desciende de los lucernarios, ésta contrasta con la luz que entra por el pequeño patio curvilíneo, más directa y potente. La cuidada decoración interior, su blancura y el impresionante paisaje proporcionado por las primeras estribaciones de Sierra Morena, aseguran el misticismo y la paz necesaria para cumplir con la función para la que ha sido concebida.