A+ A-

Vista de Apollo Architecture

Los promotores, una joven pareja de treinta años, se pusieron en contacto con Apollo Architecture para que diseñasen una vivienda para ellos y el hijo que esperaban. El diseño de la vivienda ha girado entorno a las impresionantes vistas que se tienen desde la colina donde está situada.


La planta baja, se ha reservado para los espacios comunes estando protegida del exterior con respecto a la calle. Tan sólo una pequeña terraza situada en la fachada trasera de la vivienda aporta luz natural y ventilación a este espacio. Un gran ventanal enmarca la urbe de Tokio como si de un cuadro se tratase en la primera planta. Un observatorio que además permite que la luz natural inunde el interior. En cada una de las plantas se práctica el programa de planta libre, pero es más visible si cabe en ésta. La terraza permite disfrutar del exterior, difuminando los límites entre interior y exterior. La estructura de acero se deja a la vista aportando ligereza visual a los espacios interiores.

A través de una ligera escalera de acero lacada en blanco se accede a la última planta destinada a sala de juegos para el niño. A igual que en el resto de plantas, los límites interiores y exteriores son inexistentes, aprovechándose al máximo en este nivel las vistas que se tienen desde el edificio. Parte del suelo se ha realizado con lamas de madera creando una rejilla que deja pasar la luz hacia la primera planta. La madera aporta calidez a los interiores contrarrestando la frialdad del vidrio y los muros blancos.







Más Casas de diseño actual