A+ A-

Museo Xinjin Zhi de Kengo Kuma and Associates

Kengo Kuma ha finalizado el Museo Xinjin Zhi en la ciudad china de Xinjin. La fachada principal se ha construido con azulejos tradicionales locales, engarzados en cables de acero atirantados. El edificio cuenta con una segunda fachada, una piel de cristal, que permite la entrada de luz natural al interior. Situado a la entrada de un lugar santo taoísta -la montaña Laojunshan- , el edificio acogerá exposiciones religiosas dentro de una galería continua dispuesta en una una espiral con una altura de tres plantas, un concepto similar al del Museo Guggeheim de Nueva York.

La fachada sur se divide en dos volúmenes, uno superior y otro inferior situados de forma escalonada en diferentes ángulos. Esta idea responde a la necesidad de crear dos niveles diferentes para poder incluir una lámina de agua. No es la única lámina de agua que encontramos en el edificio, otras se encuentran situadas tras los azulejos, la mezcla de la luz tamizada y el agua sugieren un cierto misticismo.

Por el lado este, una gran pantalla de azulejos se recuesta sobre el edificio aportando dinamismo a la plaza adyacente, concebida como un gran espacio público. La fachada del lado norte es estática y plana. Así, la pantallas pantallas de azulejos se transforman de una a otra fachada, aunque envuelven al edificio como una sola piel.

Para rendir homenaje al taoísmo que hace hincapié en la naturaleza y el equilibrio. Los azulejos se mantienen en suspensión. Los azulejos son partículas de arquitectura que se entremezclan con el paisaje natural que rodea al museo.