A+ A-

Aparcamiento en Seúl de Joho Architecture

Joho Architecture ha completado un interesante aparcamiento en altura cuya piel de fachada se ha realizado con paneles de policarbonato, dibujando en ella un entorno cambiante y dinámico. El aparcamiento se encuentra junto a la estación de Bojeong, en Seúl, Corea del Sur. El edificio de planta triangular tiene más de diez ángulos entre 60 y 150 grados que juegan con la reflexión de la luz, estableciendo un diálogo abierto con el bullicioso entorno que le rodea, tratando de reflejar la velocidad a la que se mueve la ciudad.




La piel está compuesta de cinco capas de policarbonato. La parte externa se revistió con el color violeta, y la parte interna de color blanco. La parte externa se hizo con un recubrimiento de infrarrojos y un tratamiento de revestimiento de la superficie, gracias a la cual el edificio transmite la sensación de estar recubierto de vidrio o metal en función del ángulo de la luz. Durante el amanecer, recibe directamente los rayos del cambiando el color de la piel exterior que se muestra blanca. A medio día, cuando el sol incide indirectamente toma tonos violeta. Por la tarde, con la puesta de sol, la piel se vuelve dorada, mientras que durante la noche refleja la iluminación interna y la externa de neón resaltando sobre el resto de edificios.


Diferentes aberturas en su fachada le dan un cierto aspecto high-tech al aparcamiento y al mismo tiempo permite la entrada de aire del exterior favoreciendo la ventilación cruzada. Las aberturas están adornadas de patrones realizados con tubos de acero inoxidable, imitando según los arquitectos, a las parrillas frontales de los automóviles. El edificio fue diseñado desde fuera hacia dentro, tratando de ocultar su función como aparcamiento integrándolo de una manera más positiva en el entorno urbano.