A+ A-

Rehabilitación de un Molino de aceite de Durval Dias

 

En  la isla de Mallorca, concretamente en la localidad de Algaida, entre montañas encontramos este antiguo molino de aceite del siglo XVIII rehabilitado por el arquitecto Durval Dias Junior para convertirla en su residencia personal. El carácter mediterráneo del edificio se ha conservado intacto, paredes de piedra, techos con vigas de madera y un interior blanco inmaculado reflejan la esencia de la isla. Un edificio que mantiene su historia intacta.






Los impresionantes arcos y columnas de fria piedra contrastan con el  interior donde el mobiliario de madera aporta calidez y un toque moderno a las estancias. Parte del suelo original de barro se ha conservado, creando "alfombras" que se muestran alternativas a un piso tan actual y urbano como el hormigón pulido. La silla Wishbone creada por Hans J. Wegner, crea armonía en la sala de estar diseñada en dos niveles, uno situado justo encima del antiguo molino, que puede verse a través de un lucernario.


El comedor está presidido por una robusta mesa de madera cuyos orígenes se pierden en el tiempo. Junto a ella sillas de hierro de Xavier Pauchard confieren al espacio un aire rústico. La cocina se abre al jardín mediterráneo donde también se han empleado las antiguas baldosas de barro para crear un pequeño camino. El conjunto se ha diseñado con austeridad, las nuevas particiones se han llevado a cabo sin introducir elementos que estorben a la vista, potenciando la sensación espacial gracias entre otras cosas a los techos altos y los amplios espacios abiertos con los que cuenta el edificio. 


En las paredes no encontramos cuadros, el propio edificio y sus matices son los que crean la decoración y enriquecen las estancias. Para la iluminación se han empleado clásicos del diseño como la lámpara Jieldé o una lámpara Arco de Achille Castiglioni.