A+ A-

Muro en Reparación de BVN Architecture



 Bajo el titulo de un poema del escritor estadounidense Robert Lee Frost encontramos una vivienda diseñada para soportar unas condiciones climáticas adversas, convirtiéndose en el refugio de fin de semana de sus propietarios. Creada por el estudio de arquitectura BVN, la vivienda se presenta como una fortaleza construida con bloques de hormigón, una especie de castillo preparado para combatir los fuertes vientos y lluvias que se suceden en el enclave donde se asienta, en la región de Mount Irvine, Australia.


La casa es una invitación a la contemplación del entorno que le rodea, con materiales que fomentan el diálogo con el medio ambiente eliminando la necesidad de mantener y reparar la fachada, dejando que la naturaleza con el paso del tiempo se adueñe de ella.


El interior contrasta con la dureza del exterior. En él, el blanco es el color elegido, lo que el confiere un toque minimalista apoyado en muebles de corte moderno. Desde dentro son múltiples los vanos que nos ofrecen distintos puntos de vista del valle y al bosque cercano, algunos totalmente contrapuestos. El salón a doble alturas, quizás, es el espacio más interesante de la vivienda. Los muros de la segunda planta de este espacio, han sido adaptados como librerías conectadas con el resto de la casa por dos pasarelas. De este modo se dota de funcionalidad a un espacio a priori inutilizable sin perder ni un ápice de espectacularidad.







Más Casas de diseño actual