A+ A-

Hotel en el desierto de I-10 Studio


El Hotel Amangiri es el resultado de la colaboración de tres arquitectos: Marwan Al-Sayed , Wendell Burnette y Rick Joy que han creado un edificio respetuoso con el impresionante paisaje que lo rodea. El Hotel se encuentra en un valle rodeado de cañones, mesetas que forman parte del parque nacional Grand Stairs-Escalante en Utah, Estados Unidos. La empresa promotroa del hotel, Aman Resort, está especializada en el desarrollo de proyectos turísticos en lugares exóticos. Los arquitectos han logrado que el edificio se mimetice con el paisaje gracias al empleo de materiales como la piedra arenísca.


A lo largo de las 34 suites y 24 villas que componen el complejo encontramos lo que los diseñadores han bautizado como lujo minimalista. En homenaje al accidentado terreno de Utah, los tres arquitectos concebieron el hotel como un "bloque de tierra fundido - una especie de ruina masiva erosionada por el clima y el programa interior". Para lograr mezclar el hotel con la arenisca del paisaje, idearon una mezcla única de arenisca local y hormigón que se que se aproxima a la coloración y densidad de las formaciones geológicas circundantes.


Las habitaciones se abren literalmente al del desierto gracias a las grandes superficies acristaladas. Cada una posee un patio privado con chimenea, uno de sus arquitectos, Marwan Al-Sayed, comenta "queríamos hacer que los huéspedes se sintieran como indios navajos". Del mismo modo, interiores, mobiliario, iluminación y elementos decorativos están diseñados para evocar la lengua vernácula del suroeste de los Estados Unidos a través del despliegue del menor número posible elementos arquitectónicos y mobiliario.



En cada suite, por ejemplo, se creó un mueble de piedra arenisca y hormigón que contiene la cama, un escritorio y un sofá: desde la cama pueda verse el paisaje - "la misma perspectiva que tenía antaño un vaquero durmiendo en el suelo ", comenta Rick Joy, uno de los tres arquitectos responsables del proyecto.


Las 24 villas fueron construidas en un proyecto posterior al edificio principal del hotel. Éstas muestran materiales más contemporáneos como la madera o el cristal, aunque si restar un ápice a la experiencia de dormir en medio del desierto.