A+ A-

Casa de tres patios de Miguel Marcelino


El arquitecto portugués Miguel Marcelino ha completado recientemente una vivienda unifamiliar en Vila Nova de Santo Estêvão, en el centro de Portugal. La parcela está situada en el medio de una dehesa salpicada de robles de corcho. Al norte de la vivienda se sitúa un lago que completa el impresionante paisaje que la rodea. La casa se organiza en un volumen compacto de dos plantas, complementado con tres patios de diferentes tamaños y características. Un primer patio grande, cerrado e íntimo, se sitúa en el lado sur, en él encontramos un gran roble de corcho que se ha respetado e incluido en el proyecto. Junto a la puerta trasera hay otro patio más pequeño, para el servicio.


El tercer patio funciona como un elemento clave en la relación entre el hogar y la cara norte -es un espacio estrecho con una abertura horizontal que enmarca el paisaje- que funciona como un "espacio al aire libre interior", la luz es suave, gracias a la reflexión de la misma sobre la pared exterior que recibe la luz solar directa. Este patio vertical, se comunica con una escalera que conduce a una terraza abierta, el último elemento de la secuencia de espacios, patios y ambientes que van desde el más introspectivo y privado al  más abierto y exterior.


Una gran escalinata conecta este último patio con la zona de terraza y piscina, espacio totalmente al aire libre. De este modo, la familia puede disfrutar de multitud de espacios exteriores en función de sus necesidades. El interior es sencillo y ascéptico, su blancura, contrasta con el color rojizo del exterior característico.