A+ A-

Casa de las rampas / HSH Architekti



HSH Architekti han completado esta singular vivienda en la República Checa cuyo programa interior se distribuye entorno a dos rampas que conectan los tres niveles de los que se compone. La casa es una apuesta arriesgada en un entorno en el que predomina una arquitectura tradicional. El exterior ha sido recubierto de polvo de poliuretano, lo que le confiere un aspecto inacabado que podríamos calificar de industrial. Su interior, no es menos, los suelos han sido pintados en verde y gris como si del suelo de una factoría se tratase, y, el programa es abierto, destacando la ausencia de columnas y muros intermedios. La casa ha sido diseñada para un psiquiatra y su familia compuesta además de por su pareja por dos hijos.

 

Según cuentan los arquitectos, "El único requerimiento del cliente era poder contar con un cine en casa y que nos ajustásemos al presupuesto. Por ello tuvimos que crear una casa compacta". Para lograr este fin, el interior quedó completamente abierto, y distribuido a través de varias rampas. Esto permitió utilizar techos bajos, disminuyendo el gasto en materiales de construcción y aprovechando al máximo el espacio. El proyecto, creado en el año 2000, se terminó en 2009, después de algunos problemas legales. La falta de privacidad -sólo los tres baños tienen puerta- es algo que no parece incomodar a los dueños, según Krystina, una de las promotoras de la vivienda: "Tenemos algo aún más valioso, un gran espacio para disfrutar". La propia distribución de la vivienda, parece caótica, llevando al extremo el solapamiento de funciones bajo un mismo techo, algo que a priori puede parecer incómodo. Otro de los inconvenientes, las caidas de nivel, han sido subsanadas con la colocación de un sencilla tela metalica que impide la caida al vacio de los más pequeños.







Casa de campo en la República Checa cuyo interior se distribuye a través de rampas.