A+ A-

Casa en la Roca / Olson Kundig Arquitectos


Fue preciso dinamitar para de la roca para  poder encajar entre ellas esta casa diseñada por Olson Kundig Arquitectos. El edificio esta situado en Isla San Juan, una isla virgen al norte de Seattle, Estados Unidos. La casa se ​​intercala fraccionada entre dos secciones de piedra. Los muros de hormigón visto se mezclan con la piedra con la piedra natural. Del mismo modo, la cubierta de hierba permite que el edificio se integre en el paisaje. Desde ciertos ángulos, la casa casi desaparece en la naturaleza engullida por la naturaleza.



Con la excepción de la suite de invitados, las diferentes dependencias de la casa ocupan el mismo volumen. En ella hay una cocina abierta al comedor y sala de estar, además de los espacios privados. Una caja de madera da acceso a lavandería y cocina. El elemento que separa el interior del exterior es una puerta de acero pivotante.



El gran salón y comedor cruzan el edificio de lado a lado y cuentan con una chimenea tallada en la piedra como elemento característico. Como no podría ser de otra manera, este material vuelve a aparecer en diversas estancias. El inodoro, por ejemplo, se parece más a una cueva. La habitación tiene un amplio tragaluz perforado en la roca aportando luz natural al espacio. El dormitorio principal posee una cama personalizada con cabecero de cuero y estantes que van del suelo al techo. El baño adjunto posee un lavabo tallado en la roca. Se trata de cuatro pequeños canales pulidos que hacen que el agua procedente de la tubería caiga como en un conjunto de cascadas.




"Situar la Casa sobre la una roca es algo tradicional. Esto se traduce en construir sobre un pedazo de tierra yerma, dejando las áreas más fértiles libres para el cultivo" Tom Kundig


La piedra residual fue empleada para preparar el hormigón, mientras que las rocas de grandes dimensiones se han empleado para construir las paredes del garaje. La vivienda ha sido una de los 26 finalistas del Premio anual del American Institute of Architects.





Fue preciso dinamitar para de la roca para poder encajar entre ellas esta casa diseñada por Olson Kundig Arquitectos. El edificio esta situado en Isla San Juan, una isla virgen al norte de Seattle, Estados Unidos.