A+ A-

Triplex en Blanco y Negro / Emilie Bédard y Maria Rosa Di Ioia


Emilie Bédard y Maria Rosa Di Ioia han convertido este triplex de 1910 situado en Montreal, Canada, en una moderna residencia del Siglo XXI. Claramente inspirado en el diseño escandinavo, los interioristas han creado un espacio puro caracterizado por el uso de líneas limpias y neutras y dos tonos contrapuestos, el blanco y el negro que crean un interesante juego cromático en el que el equilibrio es la clave. Para crear este espacioso interior el equipo ha empleado como materiales base el acero y la madera. Este último se ha empleado incluso en el exterior envolviendo la última planta creando una especie de caja negra que se contrapone al ladrillo original del edificio.




La estructura del techo original se ha conservado quedando expuesta en el dormitorio, así como las medianeras de ladrillo en la sala de estar y en la entrada . Los suelos compuestos de tablones anchos de madera de abeto y las paredes blancas aportan la luz y el calor escandinavo para contrastar con el acero en utilizado en la escalera y la mesa del comedor . La mayoría de los muebles y los muebles empotrados fueron diseñados a medida para el espacio, formando un conjunto.


La escalera además de ser el elemento que regula la circulación interna actúa como un pozo de luz. La luz se capta en la última planta, parcialmente acristalada, y se transfiere a las plantas inferiores a través del espacio que ocupa la escalera de caracol. La terraza de la azotea fue diseñada como un espacio tanto para descansar después de la sauna que alberga la vivienda y poder disfrutar de una ducha fría en el exterior y proporcionar entretenimiento a través de un espacio para realizar una barbacoa al aire libre.






Apartamento en cosntante movimiento de Alex Bykov