Casa en la selva atlántica de Brasil / Candida Tabel Arquitectura

Casa en Brasil

El proyecto ha consistido en el diseño de una vivienda para una pareja joven y sus tres hijos pensada para ser disfrutada los fines de semanas en las vacaciones. La casa se ubica  90 kilómetros al noroeste de la ciudad de São Paulo, Brasil, en un entorno natural aún virgen, perfecto para desconectar y relajarse.  El estudio Candida Tabet Arquitectura decidió crear un impactante diseño que aunara aspectos tradicionales de la arquitectura brasileña con conceptos actuales como los espacios para la convivencia abiertos al paisaje de la selva atlántica.

Casa en Brasil

Casa en Brasil

Casa en Brasil

Casa en Brasil


La composición volumétrica se caracteriza por planos horizontales que se separan de los verticales, permitiendo que la luz del día y que el aire fluya a través de estas aberturas. Esto se traduce en una residencia con buena ventilación, con un agradable interior y una exposición al aire libre durante todo el año.

Casa en Brasil


En cuanto a la estructura, se basa madera de Eucaliptus Grandis cultivada de forma sostenible. Gracias a su resistencia, esta madera ha permitido crear una estructura con apoyos mínimos. Además la madera dispone también de una función estética que tiene como objetivo lograr una mejor integración con el paisaje.





La circulación interna se resuelve por medio de un anillo basado en una pasarela que conecta las suites, al tiempo que revela la sala de estar, invitando a los visitantes a moverse y explorar.  Para poder disfrutar de las impresionantes vistas, la fachada principal debía orientarse hacia el Noroeste: la primera consecuencia de elegir esta orientación fue que la casa recibiría con cierta frecuencia corrientes de aire de calor tropical. Ante este dilema, la solución que se propuso fue crear un panel de madera de celosía que colgase elegantemente desde el borde del techo, actuando como un brise-soleil que filtrase el calor y la luz solar proyectando sombras sobre suelo y paredes.




El techo se extiende más allá de la sala de estar y hacia la piscina, creando mirador cubierto, donde el límite entre el interior y el exterior se difumina. Estos grandes espacios al aire libre, que también incluyen una zona de barbacoa, están pensados para ser utilizados durante todo el año por la familia convirtiéndose en el espacio social predilecto de la casa.