A+ A-

Vivienda en calle Aribau / YLAB Arquitectos


El proyecto se sitúa en una vivienda en el Ensanche izquierdo de Barcelona, con elementos característicos como una planta estrecha y alargada de fachada a fachada, los pavimentos de baldosas hidráulicas o las molduras de techos y paredes.



Una familia inglesa adquirió la vivienda como residencia vacacional en España. Querían mantener los elementos originales en buen estado, a la vez que cambiar la distribución e introducir un estilo contemporáneo y elegante en los nuevos elementos. La vivienda debía de ser confortable como un hotel y contener dormitorios en suite para alojar a tres familias a la vez. Además el cliente necesitaba que se ampliase la sala y se uniera con la cocina, para lo que había que eliminar paredes constructivas y unir tres espacios.


El concepto de diseño para las diferentes estancias está basado en piezas de mobiliario a medida, situadas de forma que dejan una distancia respetuosa con la abundante estructura decorativa en los techos y carpinterías interiores de la vivienda.



Funcionalmente se plantearon dos zonas distintas, la de día y la de noche, que exigían un tratamiento diferenciado. La zona de día tenía que estar bien conectada, uniendo el vestíbulo de entrada, el distribuidor, la cocina y la sala. La zona de noche debía eliminar habitaciones para ubicar los baños de las suites y crear así tres espacios independientes.




En la cocina, se proyectan dos muebles murales con una pequeña isla central realizados en madera natural color tabaco y encimeras de mármol Calacatta que forman el mismo fregadero. Al estar la cocina directamente comunicada con la sala, se buscó que ésta resultase armónica, con todos los electrodomésticos integrados y la campana empotrada en el falso techo. Las lámparas suspendidas Ike y los taburetes Gubi le dan un toque sofisticado.



La sala, nacida de la unión de dos salas distintas, se ha amueblado con mobiliario comercial creando dos zonas. La zona del comedor está compuesta por una mesa oscura de Rimadesio y las sillas Beetle de Gubi, ambos con acentos en color negro, y lámparas de latón de Delightfull. Al otro lado se encuentra el sofá de Casadesús con dos butacas de Verzolli, una mesa central con detalles dorados, la lámpara de pie Trípode y un aparador bajo realizado a medida en laca blanca. Las cortinas de lino delante de las carpinterías originales restauradas y el espejo dorado terminan de decorar el espacio.


En el otro extremo de la planta se encuentra el dormitorio principal en suite con la galería a patio interior de manzana. El dormitorio contiene una cama con cabezal a medida en laca color grafito y lámparas de noche negras de Santa i Cole. La lámpara de cristal que cuelga sobre la cama es una pieza de anticuario.



En el baño de la suite se ha creado una doble pared que mantiene una separación con las molduras del techo y esconde una iluminación led perimetral, que ilumina suavemente el techo y el pavimento. El panel frontal está revestido por un espejo de suelo a techo con lámparas tipo linestra y un mueble de lavabo longitudinal con cajones totalmente revestido en mármol calacatta. La paredes del fondo y lateral, que forma una ducha central que da privacidad a la zona del inodoro, están acabadas en un mosaico de color negro intenso en piedra natural.



En los pavimentos se ha mantenido la parte central de las baldosas hidráulicas, completando el resto del suelo con tablillas en espiga de roble natural blanqueado, para que no desentonará con las abundantes tonalidades del hidráulico.