Mostrando entradas con la etiqueta Elía Felices. Mostrar todas las entradas


Elia Felices ha diseñado este club-restaurante en Barcelona. Para ello se ha inspirado en el mundo submarino, empleando una cuidada iluminación, donde destacan los colores afines a la naturaleza como el azul y el verde. La tenue luz ayuda a crear una atmósfera relajada, donde los comensales se convierten como por arte de magia en peces. Nada más entrar en el Club, las formas orgánicas nos reciben. Helechos y bambúes se extienden a lo largo del local desde el suelo al techo, reforzando en el subconsciente de los visitantes la inspiración marina con la que ha sido concebida este espacio.

A pesar de estar inspirado en el océano, se ha tratado de dar cierta calidez al ambiente. La iluminación RGB, así como la madera empleada en las sillas y mesas ayudan a crear este sentimiento. El mobiliario ha sido cuidadosamente seleccionado, integrándose en el concepto que Elia Felices ha ideado para este Club-restaurante. Encontramos por ejemplo, bolas de discoteca de acero inoxidable que imitan burbujas de aire. Otro de los elementos destacados es una sirena realizada a partir de placas de vidrio, creando un escultórico collage que se integra perfectamente en la atmósfera elegante y sofisticada de este local.

Las distintas áreas están marcadas por las diferencias en altura. Un gran espejo vertical en la pared a la entrada aumenta la sensación de amplitud y refleja la diversidad del local. A partir de ahí, se accede a la zona central, que funciona como restaurante. Esta zona central, se puede convertir en una pista de baile, que se sitúa justo en frente de un escenario.


Datos del Proyecto:

Localización: Barcelona, España
Interiorista: Elia Felices
Superficie: 600 m2
Fotografías: Rafael Vargas

Diseñada por Elía Felices, El Conte de Pilar, es algo más que una juguetería al uso. Situada en Mataró, Barcelona, el local de 170 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, la tienda es un lugar para la fantasía y la sorpresa. Un arcoiris de luz, recorre toda la tienda. La idea del proyecto era utilizar figuras del mundo real para crear un espacio mágico, atractivo tanto para adultos como para los principales clientes, los niños.


A la tienda se accede a través de un marco. Este marco funciona como espejo fundiendo el interior con el exterior, invitando al viandante a entrar a descubrir el local como Alicia atravesaba el espejo. Los colores que le imprimen personalidad al espacio son el verde lima, presente en el marco del exterior y el rosa fucsia. Ambos contribuyen a aportar felicidad a armonizar con los arcos blancos que simulan el arcoiris.


Elía Felices describe el proyecto: "El principal usuario de los productos que se venden en las jugueterías son niños, pero el espacio debe ser atractivo para personas de todas las edades. Desde el primer momento, hemos tratado de entender cómo ven el mundo los niños con el fin de crear un espacio que se ocupe de sus preocupaciones. Hemos proyectado un espacio lleno de elementos que se llevase a los adultos de vuelta a su infancia"



Ver todos los artículos del Blog
Con la tecnología de Blogger.