La elegancia de la danza está representada en el diseño de este loft en Tribeca, Nueva York. Nada podría reflejar mejor la personalidad de sus residentes, un banquero y la dueña de la Downtown Dance Factory, una de las más importantes compañías de baile en la ciudad.

Inspírate con este apartamento en Nueva York
Crear un espacio interior adecuado a las necesidades de la familia no fue fácil a pesar de disponer de 213 m2. La diseñadora del espacio, Ghislaine Viñas derribó todas las paredes creando una nueva distribución interior. El resultado ha sido un apartamento elegante pero con movimiento. Sobre la base blanca surge el contraste clásico del negro en muebles, alfombras basadas en patrones geométricos. A la diseñadora de este impresionante interior le encanta crear mezclas y lo hace inyectando colores vivos y actuales, como el azul eléctrico o el amarillo neón.

Apartamento de colores en Nueva York
Apartamento de colores en Nueva York
El arte y el diseño siempre se imponen en los proyectos de Ghislaine. Aquí, se insinúa suavemente, empleando muebles de diseño icónicos como las sillas DSW, de Ray y Charles Eames en la mesa de comedor, o las butacas Egg, de Arne Jacobsen, en el espacio de estar. En las estancias privadas también queda reflejado el uso intensos de colores creando incluso un divertido mural en una de las estancias.

Apartamento de colores en Nueva York
Apartamento de colores en Nueva York



Marmol Radziner ha renovado recientemente un loft industrial de 185 metros cuadrados en un almacén de 1924 en el distrito artístico de Los Ángeles. El promotor de la casa pidió disponer de un espacio interior para él, que fuese simple y al mismo tiempo sofisticado, donde poder invitar a amigos y alojar huéspedes durante un tiempo, el resultado es una casa espaciosa con una gama de colores acogedora, que va desde el gris al negro, resaltando la masculinidad del espacio.








El diseño se reestructuró mediante la eliminación de las paredes innecesarias para crear cuatro nuevos espacios definidos por diseños personalizados. La sala de estar fue levantada sobre una plataforma cubriéndose el suelo de roble gris, imprimiéndole un carácter acogedor al ambiente. El resto del loft conservaba los suelos de hormigón en bruto originales.




Dos sillas de estilo vintage, un sofá-cama, otomanas y un gran sofá completan la acogedora y cómoda sala de estar. El comedor alberga una gran mesa de nogal con una base de acero ennegrecida, junto a sillas de cuero negro de Cassina.



La cocina está equipada con armarios negros personalizados que ayudaron a definir el nuevo diseño abierto. Azulejos blancos tras el grifo aportan un contrapunto al diseño caracterizado por las paredes de hormigón desnudo en el resto del loft.



El segundo dormitorio original fue eliminado para hacer el dormitorio principal más grande, ofreciendo ahora un área donde relajarse sentado. fue quitado para hacer la manera para una habitación principal grande del dormitorio que ofrezca una área que se sentaba. Las cortinas opacas permiten una mejor visión del dormir o de la película.





El proyecto se sitúa en una vivienda en el Ensanche izquierdo de Barcelona, con elementos característicos como una planta estrecha y alargada de fachada a fachada, los pavimentos de baldosas hidráulicas o las molduras de techos y paredes.



Una familia inglesa adquirió la vivienda como residencia vacacional en España. Querían mantener los elementos originales en buen estado, a la vez que cambiar la distribución e introducir un estilo contemporáneo y elegante en los nuevos elementos. La vivienda debía de ser confortable como un hotel y contener dormitorios en suite para alojar a tres familias a la vez. Además el cliente necesitaba que se ampliase la sala y se uniera con la cocina, para lo que había que eliminar paredes constructivas y unir tres espacios.


El concepto de diseño para las diferentes estancias está basado en piezas de mobiliario a medida, situadas de forma que dejan una distancia respetuosa con la abundante estructura decorativa en los techos y carpinterías interiores de la vivienda.



Funcionalmente se plantearon dos zonas distintas, la de día y la de noche, que exigían un tratamiento diferenciado. La zona de día tenía que estar bien conectada, uniendo el vestíbulo de entrada, el distribuidor, la cocina y la sala. La zona de noche debía eliminar habitaciones para ubicar los baños de las suites y crear así tres espacios independientes.




En la cocina, se proyectan dos muebles murales con una pequeña isla central realizados en madera natural color tabaco y encimeras de mármol Calacatta que forman el mismo fregadero. Al estar la cocina directamente comunicada con la sala, se buscó que ésta resultase armónica, con todos los electrodomésticos integrados y la campana empotrada en el falso techo. Las lámparas suspendidas Ike y los taburetes Gubi le dan un toque sofisticado.



La sala, nacida de la unión de dos salas distintas, se ha amueblado con mobiliario comercial creando dos zonas. La zona del comedor está compuesta por una mesa oscura de Rimadesio y las sillas Beetle de Gubi, ambos con acentos en color negro, y lámparas de latón de Delightfull. Al otro lado se encuentra el sofá de Casadesús con dos butacas de Verzolli, una mesa central con detalles dorados, la lámpara de pie Trípode y un aparador bajo realizado a medida en laca blanca. Las cortinas de lino delante de las carpinterías originales restauradas y el espejo dorado terminan de decorar el espacio.


En el otro extremo de la planta se encuentra el dormitorio principal en suite con la galería a patio interior de manzana. El dormitorio contiene una cama con cabezal a medida en laca color grafito y lámparas de noche negras de Santa i Cole. La lámpara de cristal que cuelga sobre la cama es una pieza de anticuario.



En el baño de la suite se ha creado una doble pared que mantiene una separación con las molduras del techo y esconde una iluminación led perimetral, que ilumina suavemente el techo y el pavimento. El panel frontal está revestido por un espejo de suelo a techo con lámparas tipo linestra y un mueble de lavabo longitudinal con cajones totalmente revestido en mármol calacatta. La paredes del fondo y lateral, que forma una ducha central que da privacidad a la zona del inodoro, están acabadas en un mosaico de color negro intenso en piedra natural.



En los pavimentos se ha mantenido la parte central de las baldosas hidráulicas, completando el resto del suelo con tablillas en espiga de roble natural blanqueado, para que no desentonará con las abundantes tonalidades del hidráulico.


 

A diferencia de muchas parejas, los dueños de este apartamento querían un hogar atemporal, pero que no fuera demasiado sobrio. Por eso, las arquitectas Paloma Safra y Catherina Cimerman, del estudio Casa Trio Arquitectura, se han valido de una paleta de colores sencilla y clásica, sin exageraciones, para crear un interior sin caducidad.






 

Se ha elegido una base de colores muy neutros, combinando el color blanco con la calidez de la madera, recibiendo pequeños toques de color con elementos estrategicamente escogidos. Algunos de estos elementos son las luminarias rosá del comedor, los azulejos de la cocina gourmet y, principalmente, la puerta de entrada, que ha sido revestida con un azul cielo con acabado brillante y que es la gran responsable del aire moderno que se respira en este apartamento.

 

Para romper con los colores neutros los diseñadores de este interior se han sido algo osados con los muebles aportando puntos de color con detalles encantadores, como las sillas azul claro de rejilla que encontramos en la mesa junto a la cocina,. En cuanto a los tejidos, también se ha optado por colores atrevidos en tonos rojos y amarillos. Tonos sutiles, que cuando son repartidos por los diferentes ambientes del apartamento crean una decoración jóven y divertida.


La integración entre las habitaciones del salón es otro punto fuerte de la reforma. La sala de estar, comedor y cocina están 100% conectadas - lo que no sólo dejó el área más amplia y permitió que los colores conversaran entre sí, pero también creó el ambiente ideal para reunir a los amigos y permitió que todas las habitaciones recibieran una gran dosis iluminación natural.

 

La joven pareja decidió reservar una de las habitaciones a una pequeña oficina en la que poder trabajar. En esta habitación se trabajó con una base blanca que ganó personalidad gracias a los detalles en rojo y un estante que aporta una cierta sensación de movimiento.

 

 

Por último, encontramos la suite de la pareja, un poco diferente del resto del apartamento, combina la madera y el gris con una decoración más ligera y de tonos neutros, sin elementos que rompan el color base, lo que garantiza la creación de un refugio tranquilo para las horas de descanso.

Es fácil acertar con una silla clásica del diseño para tu comedor. Diseñadas por grandes maestros como Arne Jacobsen, Harry Bertoia o Eames, todas tienen un algo en común, supusieron una revolución en su momento, característica que les ha valido para ser calificadas como atemporales.


Estas sillas de diseño clásico para tu comedor ofrecen una manera sencilla y divertida de transformar tu comedor en algo espectacular. Para ayudarte a elegir tu silla de comedor, hemos preparado una guía que te proporcionará sugerencias para elegir la silla más adecuada para tu interior contemporáneo.

Silla Swan- Arne Jacobsen


La silla Swan fue concebida para el mismo interior que la silla Egg. Su silueta con forma curva la ha convertido en un verdadero clásico del diseño, atemporal y muy divertido, perfecto para comedores de diseño contemporáneo. Sus brazos la hacen una silla muy cómoda.


Silla Diamante - Harry Bertoia


La silla Diamond también fue diseñada en los años 50, en su supuso toda una revolución por el uso del alambre, hasta entonces nunca empleado para el diseño de muebles, lo que aún a día de hoy le confiere un aspecto escultural. Quizás es la silla con más fácil mantenimiento que os presentaremos en este artículo y queda espectacular a contraste con otros materiales como el cristal o la madera, que podemos emplear en la mesa. Bertoia decidido hacer el arte práctico y así es. Un silla indispensable en interiores industriales.



Silla Eiffel - Charles y Ray Eames


Llamada así por su base de acero cromado, La silla Eiffel no es más que una de las múltiples sillas que podemos encontrar en la Serie de Plástico de Eames. Es una silla creada 100% para el comedor, muy cómoda gracias a su curvatura en forma de caparazón de tortuga.



Dining Armchair – Saarinen 


Menos famosa que el resto de sillas que te presentamos, quizás por su diseño clásico. Si lo que buscas es una silla cómoda y que pase desapercibida la Silla de Comedor de Saarinen es la tuya. Fue diseñada en 1957 y destaca por sus líneas suaves.


Silla Tulip - Saarinen


Probablemente la silla más famosa. Se trata de una silla sencilla creada en 1956 con una novedad en su diseño, se asienta sobre un pedestal, lo que le confiere esa forma tan ligera. Si buscas un comedor minimalista esta es tu silla. Su diseño habla por si solo.





La empresa fabricante de luminarias de diseño contemporáneo B.lux echa la vista atrás para incorporar a su catálogo de iluminación un clásico de la iluminación decorativa: Blux System. Diseñado en 1981, esta colección de lámparas gozó de grandes éxitos en el mercado internacional, especialmente en el norteamericano, en los primeros años 80, en un contexto en el que los diseños de Arne Jacobsen y de Richard Sapper convirtieron al flexo en un elemento de identificación de los fabricantes más importantes.




En el caso de B.lux, Blux System supuso un giro en su estrategia de producto, al dar un paso firme hacia la fabricación de luminarias de diseño contemporáneo. Hoy, la nostalgia y las tendencias del mercado llevan a B.lux a fabricar de nuevo Blux System, utilizando los mismos procesos artesanales.



La familia Blux System está formada por dos luminarias de mesa, dos de pie, una de techo y seis de pared. Se trata de lámparas articuladas gracias a una rótula de fricción, que permiten un movimiento suave y equilibrado. Su diseño presenta unas líneas sobrias, ya que sigue el estilo de la escuela inglesa. Blux System se comercializa en acabados negro, rojo y beige. Destaca la comodidad en su manejo y su volumen mínimo, que se consigue al plegar la luminaria. 


MARI themes

Con la tecnología de Blogger.