Mostrando entradas con la etiqueta Diseño Actual. Mostrar todas las entradas


La estantería Hypóstila fue diseñada en 1979 por los arquitectos Lluís Clotet y Oscar Tusquets, con la ayuda del ingeniero de estructuras Jesús Giménez. Fue premiada con el Delta de Oro de ADI-FAD en 1980. Permite soportar hasta 60kg/ml con perfiles mínimos de aluminio extrusionado anodizado y ofrece soluciones para todo tipo de espacios. Se ha convertido en todo un clásico dentro del catálogo de BD.






La gran aceptación en el mercado de las luminarias de suspensión Speers ha llevado a la empresa fabricante B.lux a ampliar la colección, con dos luminarias de pared y una de pie. Todas ellas tienen en común el formato mini de su pantalla de 11 centímetros de diámetro, y la tecnología LED, ya que portan un LED de alta luminancia que incluye una lente de vidrio que concentra la luz y aporta mayor rendimiento lumínico.


La empresa fabricante de luminarias de diseño contemporáneo B.lux echa la vista atrás para incorporar a su catálogo de iluminación un clásico de la iluminación decorativa: Blux System. Diseñado en 1981, esta colección de lámparas gozó de grandes éxitos en el mercado internacional, especialmente en el norteamericano, en los primeros años 80, en un contexto en el que los diseños de Arne Jacobsen y de Richard Sapper convirtieron al flexo en un elemento de identificación de los fabricantes más importantes.



Formas opuestas que se atraen. Colores complementarios que se combinan con vistosa naturalidad. Líneas curvas que encajan en cuerpos paralelepípedos. Así son los nuevos sofás y sillones Block, de MUT Design, para la firma española Missana. Con Block, el estudio valenciano profundiza en esa búsqueda de la dualidad que ya exploraran en proyectos anteriores, haciendo que conceptos en principio contradictorios entablen un diálogo fluido y terminen por fundirse apaciblemente.


OII es la nueva propuesta técnologíca de Kiwi Bravo. Actualmente el uso de muchos objetos se ha convertido en algo bastante abstracto debido a la complejidad tecnológica de los mismos (efecto de la "caja negra", donde no sabes lo que ocurre dentro). Lo intuitivo que estos sean depende de nuestra experiencia previa y sus connotaciones formales. La propuesta de este proyecto desarrollado conjuntamento con la Generalitat de Cataluña y ELISAVA para la Next Design Innovation se basa en un juego de tres “interruptores” que actúan más allá del ON y OFF tradicional.







Disponer de las principales estancias comunes, como la cocina o el comedor, en un sólo espacio abierto que las fusione, es una opción a tener en cuenta si deseamos aumentar la sensación espacial y funcionalidad de nuestro hogar y darle un toque contemporáneo. Unir la cocina y el comedor supone en la mayoría de los casos la creación por parte del diseñador de una isla. La isla es un elemento sumamente funcional, ya que además de ofrecer espacio adicional para el almacenamiento, es perfecto para desayunar o realizar una comida rápida; pero además puede convertirse en un elemento de diseño gracias a la introducción de elementos como la taburetes de cocina. En este artículo haremos un repaso a diversas ideas decorativas en las que los protagonistas son los taburetes altos y las sillas. Una manera sencilla y barata de dar un toque original a nuestra isla.

Mantener la esencia vintage con taburetes de estilo industrial


Estructura de metal o de madera decapada y cuero, es lo único que necesitas para crear un taburete para tu cocina que convierta tu interior en un auténtico loft industrial neoyorquino. La estética vintage está de moda, el mundo DIY o hazlo tu mismo, la venera. Puedes comprarlos nuevos o restaurarlos tu mismo. Si tu isla está terminada en ladrillo de fábrica u hormigón la estética vintage es lo que necesitas.




Un taburete para el interior y el exterior. 


Una alternativa funcional, sobre todo si dispones de jardín, es optar por un taburete apto para el uso exterior.  Dispones de materiales como la resina que simula cuero que aúnan funcionalidad y diseño. Si recibes visitas en tu casa, disponer de este tipo de taburetes es una opción, ya que te serán útiles en cualquier época del año.



Nada como un clásico del diseño para crear un hogar sofisticado


Aunque originalmente nacieron como sillas, muchos fabricantes de clásicos del diseño han editado versiones en taburete de cocina de piezas tan reconocibles como la Serie 7 de Arne Jacobsen o la silla Diamond de Harry Bertoia. El principal inconveniente es su alto precio, ya que son productos de alta calidad, muchos de ellos realizados de forma artesanal.




Taburetes tapizados, una tendencia en auge


Tapizar nuestros taburetes, huyendo del minimalismo imperante, es una tendencia actualmente en auge. No solo tendremos muebles mucho más confortable, además gracias a la tela, a diferencia de cuero o la madera, tiende a ser un poco más versátil. Dispones de muchas texturas y colores diferentes, por no hablar de la gran variedad de colores y patrones que podemos encontrar en el mercado, Nuestro taburete hablará de nosotros y de nuestro hogar. 






Equilibrio, ligereza y confort se fusionan con la practicidad para crear una colección de piezas de mobiliario exterior apilables. Stack, colección diseñada por Borja García para GandiaBlasco, extiende su línea con nuevos sofás modulares, mesas monopata, taburetes, pufs y sillones de respaldo alto. Stack está inspirada en la estética náutica y reminiscencias estilísticas de los años 60-70, donde la pureza de piezas elementales y la sencillez de los materiales otorgan un concepto formal que rige toda la colección. 



Su estructura está elaborada con perfilería de aluminio soldado termolacado, lo que garantiza su durabilidad en condiciones de exterior. Sobre el cuerpo de aluminio se acomoda la tela Batyline, un innovador tejido cuya principal característica es la resistencia y el confort en el asiento. Stack se complementa con mesas altas y bajas con diferentes formas, sillones sencillos y dobles, así como butacas y tumbonas reclinables, disponibles en colores blanco, bronce, arena, antracita, coral, turquesa y pistacho. 



Para el diseñador, esta colección es un conjunto de piezas que se adaptan perfectamente tanto a grandes instalaciones contract, como a pequeñas intervenciones residenciales gracias a su fácil almacenaje.




La nueva colección de Mario Ruiz para Expormim habla el lenguaje de la madera y el rattan, una colección discreta y natural, que no por ello renuncia a la elegancia. Porque la sencillez no está reñida con la excelencia. Así, la firma Expormim, sobre todo conocida por su mobiliario de exterior, busca potenciar el espacio interior mediante la selección de materiales naturales cálidos que transmitan la sensación de hogar.



Otro rasgo distintivo es la atención al detalle. Pequeñas pinceladas que ayudan a crear grandes piezas. Algunos objetos, como el sillón “Huma” y la mesa de comedor “Kotai”, ocuparon un espacio central en el stand de Expormim durante la pasada edición del Salone del Mobile de Millán. Pero existen otros componentes que merecen ser destacados. Se trata de los centros “Kiri” y de “Team”, un sistema de estanterías y contenedores, con los que se completa esta línea de productos para el interior. 


El juego de centros redondos “Kiri” es idóneo para quienes disfrutan con la sobremesa. Lo más sorprendente es la combinación de los pies de rattan con los posibles acabados del tablero: lacado, piedra natural o madera maciza. Cuesta imaginar cómo algo tan liviano y maleable como el rattan es capaz de soportar el peso de la madera o la piedra, pero no sólo es fuerte, sino que en combinación con otros elementos funciona, estéticamente hablando, a la perfección. 


Por su parte, “Team” agrupa un sistema de unidades modulares de estantería y contenedores en madera maciza de roble europeo. El inconfundible bisel, presente en toda la familia, contribuye a suavizar la austeridad que destilan sus líneas. La gran capacidad de los contenedores y el hecho de que la estantería pueda construirse según múltiples patrones convierten a este equipo en un must para los amantes del orden. Existen diferentes anchuras para las baldas de las estanterías y es posible customizar tanto la tapa de los aparadores, cambiando la madera por piedra natural, como sus patas, de metal o madera en diferentes alturas.





Disponer de una oficina en la que nos sintamos cómodos al desarrollar nuestro trabajo es primordial. La aparición de nuevas tendencias en la organización del trabajo como el trabajo en equipo o el trabajo desde casa han tenido incidencia en el diseño de espacios de trabajo. Espacios abiertos que favorecen el contacto entre los miembros del equipo o despachos en casa que reflejan la personalidad del trabajador son algunas de las consecuencias inmediatas sobre el diseño interior de estos cambios sociales. En este artículo llevamos a cabo un breve repaso sobre algunas tendencias y proyectos en el diseño de oficinas.




Espacios de trabajo Minimalistas


Líneas rectas, sencillez, materiales como acero o cristal y el blanco como tono principal definen la estética minimalista. En los espacios de trabajo el minimalismo es el ambiente preferido en la actualidad ya que reflejan valores como la transparencia, la sobriedad y la profesionalidad.


En ocasiones, la estética minimalista se entremezcla con otras estéticas como la industrial, como podemos comprobar en el siguiente diseño interior de Black Lab en Toronto Canadá. En ella se combinan diversos materiales como la madera o el acero que crean un espacio con un gran sentido de la estética. La mesa de trabajo que ocupa el espacio central tiene como objetivo que todos los componentes del equipo estén en contacto continuo.



Una de las ventajas que ofrece una oficina minimalista es su diseño sencillo, lo que la hace perfecta para despachos en casa.


La rehabilitación de antiguos espacios industriales


La rehabilitación de espacios industriales para nuevos usos, tradicionalmente asociados con el loft, llega al mundo de las oficinas. Muchas ciudades han visto cómo sus antiguas zonas industriales viven una segunda juventud gracias a nuevos usos. Aunque en Europa este fenómeno es reciente, podemos encontrar interesantes ejemplos como el Impact Hub de Madrid, un espacio dedicado a los emprendedores. Este espacio diseñado por CH+QS Arquitectos ocupa un antiguo garaje de los años 40 en el Centro de Madrid.



El mobiliario empleado hace referencia a este pasado con piezas de estética vintage y detalles tales como antiguos carteles de marcas relacionadas con el mundo del automóvil o estanterías realizadas con cajas de madera recicladas.

Espacios de trabajo Vintage


La rehabilitación trae consigo en muchas ocasiones la recuperación de interiores vintage. Crear un ambiente de trabajo vintage implica mantener viva la esencia original del edificio. Hoy en día disponemos de empresas que se dedican a la restauración y recuperación de mobiliario antiguo o la venta de mobiliario nuevo con estética vintage como Ofisillas. A la hora de crear un espacio de trabajo vintage hemos de tener en cuenta la época que queremos recrear y el estilo.


El estilo puede ir desde una estética de principios del Siglo XX con escritorio de madera, bureaus, o lámparas tiffany hasta un ambiente más moderno caracterizado por muebles de tubo de acero y lámparas industriales que reflejen una estética moderna de los años treinta.


Una última tendencia, la integración de los espacios de trabajo con la naturaleza


Hablar de espacios de trabajo en la naturaleza es hablar del proyecto de Selgas Cano en Madrid. Este proyecto bautizado como “Oficina en el bosque” se compone de un único volumen con una pared de plexiglás transparente que permite la entrada de luz natural tamizada por los árboles. La integración de la arquitectura con la naturaleza hasta el punto de fundirse en un solo elemento crea un ambiente de trabajo inspirador.



Pero no es el único ejemplo que podemos encontrar en el que la naturaleza juega un papel principal, otros arquitectos y diseñadores optan por traer la naturaleza a los espacios urbanos integrándola en el diseño interior. Esta concepción podemos comprobarla en el proyecto de oficina de Cuningham Group Architecture en el que encontramos un pequeño jardín interior compuesto de plantas autóctonas.







Metalarte ha lanzado la nueva categoría Icons en la que agrupa diseño clásicos atemporales, que resisten el paso del tiempo y las modas. Luminarias que han forjado la marca de Metalarte a lo largo de los años, que aportan una fuerte personalidad a la marca cosechando un importante éxito en el mundo de la iluminación a nivel global. Son lámparas como la Alta Costura de Josep Aregall, la Dojo de Antoni Arola y la Triana de Ramón Úbeda y Otto Canalda. Las hemos refrescado y actualizado con nuevos acabados.

Alta Costura


Es uno de los clásicos indiscutibles del diseño español. Nació en uno de los momentos álgidos de su proyección internacional, durante los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, una fecha emorable, y ha sabido resistir todas las crisis que llegaron después. El secreto de su longevidad está en su sencillez: una lámina translúcida que le confiere un aspecto textil, enrollada alrededor de un mástil que sirve también de soporte para la fuente de luz. Pero no doblada de cualquier forma.





Josep Aregall supo hacerlo de la manera precisa para dotarla de un porte elegante, irrepetible, inimitable. Por eso se llama Alta Costura, la luz vestida de etiqueta. Se abotona por detrás y se presenta en tres tamaños. Ahora también con versiones más decorativas y acabados de pintura que tienen la garantía de Axalta.


Dojo

Antoni Arola la concibió especialmente para los espacios exteriores, con materiales tratados para resistir a la intemperie, aunque también se puede colocar en interiores y ocasionalmente hacer la función de mesa o de peana. Esa ambigüedad que la propia lámpara refleja nos ha animado a actualizarla, para adecuarla a distintos entornos y dotarla de mayor personalidad, con nuevos acabados que se suman al clásico del aluminio extrusionado y se caracterizan por la ausencia de color: blanco, óxido y oro.




"Los jardines me apasionan desde muy pequeño y las lámparas también, así que esta unión era todo un reto. Quizá el contraste con las formas de las plantas me llevó a diseñar un objeto muy racional, pulcro. Un cubo formado por persianas. No recuerdo muy bien cómo sucedió, pero es evidente la influencia de la admirable arquitectura tradicional japonesa en este proyecto. Por algo son los grandes maestros de la interrelación entre la arquitectura y el jardín. Dojo —lugar donde se practica el budismo zen— forma parte de una colección bautizada originalmente con el nombre de Ishi Doro, que en japonés significa ‘linterna de jardín’.” Antoni Arola

Triana


Triana es una lámpara de pie como las de antes. De tres pies en este caso. Elegante y señorial. De cuerpo escultural y fina pantalla de chinz fabricada a mano. Su singularidad es que dispone de tres medidas de pantalla que son aptas para la misma base, pantallas que si se quieren con intercambiables y le confieren tres personalidades distintas según sea la medida: pequeña, mediana o grande. Todas se adaptan igual de bien en el salón de las casa más exigente o en el hall del hotel más elegante. Diseñada por Ramón Úbeda y Otto Canalda, salió al mercado en 2008 con el pie en acabado de laca piano color negro, estilizado como un tacón de aguja. Ahora se presenta con tres nuevas versiones que triplican sus posibilidades: un brillante color blanco, un amarillo luminoso –también para la pantalla – que no pasa desapercibido, y una tranquila versión en madera natural para satisfacer a los gustos más nórdicos.






Ver todos los artículos del Blog
Con la tecnología de Blogger.