Mostrando entradas con la etiqueta Casas Sostenibles. Mostrar todas las entradas

Una Casa Moderna para vivir la naturaleza en la ciudad

El tráfico, el caos urbano, un día en el trabajo. Todas estas experiencias que puedes vivir en Ciudad de México se olvidan al entrar en esta vivienda rodeada de naturaleza. Esta era la idea inicial con la que comenzó a trabajar la firma de la arquitectura mexicana C Cúbica Arquitectos tenían que crear el proyecto, centrándose en elementos naturales como la madera o el vidrio yla  experiencia intensa que transmitía el verde de la vegetación, intensificada con los rayos del sol. Por eso fue bautizada como la Casa del Suspiro.


Esta vivienda diseñada por el estudio de arquitectura Archier en Yackandandah, Australia, utiliza grandes bloques de hormigón de más de una tonelada de peso, reutilizados, que se anclan en el paisaje y crean una envolvente dinámica para regular el ambiente interno. La vivienda ha sido diseñada para un bohemio, un escultor local, que deseaba una vivienda rústuca que reflejase su personalidad.


En las colinas de  Killesberg. Stuttgart, encontramos esta residencia diseñada por Werner Sobek y que representa a la primera vivienda activa del mundo. En la colonia Weissenhof, donde se asienta, grandes arquitectos revolucionaron el mundo de la arquitectura y los materiales en los años veinte del siglo XX. Parte de estas viviendas fueron destruidas en la Segunda Guerra Mundial y posteriormente reconstruidas.  Ahora, un nuevo y progresivo edificio, orientado hacia el futuro ocupa una parcela este barrio. Consturida a lo largo de tres años en ella se han implantado una gran cantidad de innovaciones que van desde los materiales hasta el sistema de gestión de energía. 






El proyecto de investigación se ha denominado "B10", abreviación de la dirección Bruckmannweg 10, en la que se sitúa la primera casa activa del mundo. Gracias a un concepto de energía sofisticada y un sistema de control de autoaprendizaje la casa es capaz de generar el doble de energía que consume, y todo a partir de fuentes sostenibles. 







Más Casas de diseño actual
Ecocasa de diseño de John Grable Architects
Casa con fachada vegetal de Vo Trong Nghia


Este proyecto creado por Refresh*Design en Brisbane, Australia, busca re-conceptualizar el estilo contemporáneo de vida en la ciudades.


Como la mayoría de las capitales de Australia, Brisbane reconoce que la expansión urbana no es la solución para atender el rápido crecimiento de su población. La búsqueda de una solución sostenible a este problema ha llevado al estudio Refresh*Design  ha desarrollar un modelo de expansión urbano de 'crecimiento interno-evolución' que aumenta sensiblemente la densidad de las zonas urbanas. Este modelo ha sido bautizado como "My gardenhouse" -Mi casajardín-. Los nuevos desarrollos que se llevan a  cabo en el interior de las ciudades usan infraestructuras ya existentes y esto conduce a una mayor sostenibilidad, al no consumir nuevos terrenos y no tener que realizar nuevas infraestructuras.


Debido a la pendiente del terreno -con un desnivel cercano a los 5 metros- este proyecto adopta una estrategia no convencional de localización de habitaciones en la planta baja y las zonas de estar en el piso superior. Esta configuración proporciona unas vistas fantásticas para todas las áreas de estar, a la vez que se mantiene la privacidad de sus habitantes.



Los espacios de la casa se estructuran a través de una sección en forma de S, que crea, con orientación sur, patios privados para las dos habitaciones en la planta baja y una sala de estar orientada al norte en la planta superior. El diseño utiliza una gran puerta corredera,  para abrir todo el lado norte de la planta superior, transformando la sala de estar en un espacio al aire libre.



La sostenibilidad fue un aspecto clave a lo largo de la elaboración de este proyecto, no sólo por el uso de la infraestructura de la ciudad establecida, sino también en su construcción. Las consideraciones clave fueron: el uso de un programa muy compacto, establecer un diseño solar pasivo, minimizar los movimientos de tierra, y el uso de materiales de construcción con certificación de sostenibilidad.






El estudio de arquitectura vietnamita Vo Trong Nghia ha creado este proyecto piloto que combina edificios de viviendas y árboles. El estudio hace uso de materiales locales, procedente de fuentes naturales como la madera para reducir los costes y la contaminación derivada de la producción y transporte. La inspiración llegó a través de la observación del impresionante desarrollo de Ho Chi Min City, la capital del país, donde los ciudadanos disponen tan sólo de un 0,25% del total de zonas urbanas para zona verde.




El exceso de motocicletas generan una gran cantidad de tráfico y contaminación. Aspectos como este hacen que las nuevas generaciones están perdiendo contacto con la naturaleza ", dicen los arquitectos. La propuesta se ha bautizado como Casa para los árboles. Su concepto no podría ser más sencillo: la villa se compone de cinco edificios que actúan como grandes "recipientes" de hormigón que dan cabida a sendos jardines en la cubierta.



Cada cubierta posee una capa de tierra de 1,5 metros de profundidad lo que permite plantar árboles de gran tamaño, ya que los árboles disponen de suficiente tierra como para desarrollarse sin dañar los edificios. Los arquitectos optaron por una especie, Banyan, que prácticamente sólo tiene raíces aéreas. El peso del jardín de la azotea se apoya en muros estructurales hechos con hormigón colado in situ con encofrados de bambú.


"Sin la noción de espacio interior y exterior, esta villa ofrece un estilo de vida tropical que convive con la naturaleza"


Los edificios se dividen en función de su función. El primer edificio fue diseñado para albergar a un altar. En cuanto a los otros cuatro, con dos plantas cada uno tienen, respectivamente: la biblioteca y el dormitorio; cocina y espacios de almacenamiento; comedor y dormitorio; y dos cuartos de baño. En conjunto, un total de 226,5 m²,  que fueron diseñados para una familia de tres miembros. Las plantas superiores están unidas por puentes de acero, que también proporcionan sombra y refugio para los que pasan por debajo.







El punto de partida del proyecto fue incorporar en el diseño un profundo respeto por el medio ambiente. El reto al que se enfrentaba John Grable Architects era equilibrar el uso de tecnologías innovadoras con técnicas respetuosas y al mismo tiempo integrar la vivienda en el contexto histórico del barrio. El edificio compensa un 67% de la energía que consume gracias al uso de elementos activos y pasivos como una cubierta ajardinada con paneles solares fotovoltáicos, iluminación LED o un sistema de recogida de agua de lluvia. Todo ello se ha complementado con un minucioso estudio del lugar para mejorar la eficiencia de la construcción y mantener los elementos vegetales preexistentes como varios robles que se sitúan en la parcela. Para su construcción se ha reutilizados elementos del edificio anterior como la madera.





En la planta baja los continuos cambios de nivel hacen la función de espacios de transición. Esta distribución permite crear un interior diáfano con ventanas del suelo al techo que conecta con el exterior. Las puertas correderas permiten abrir el interior hacia la zona de piscina creando un espacio continuo. La escalera-puente que conforma el acceso aviva estos espacios al aire libre y comunica al visitante la clara vocación hacia el paisaje exterior que posee el diseño de la vivienda.





Las pérgolas y voladizos actúan como elementos pasivos que reducen la incidencia solar creando un ambiente más fresco en el interior. La segunda planta dispone también de puertas plegables que abre la sala de descanso a un terraza exterior que goza de una chimenea al aire libre para poder disfrutar de ella incluso cuando el clima es frió. 




En su interior la madera es el material protagonista combinada con materiales más "duros" como el hormigón o el mármol, los arquitectos la han empleado epecialmente en paredes, techos y suelos dentro de las estancias privadas aportando un alto nivel de calidez. Esta vivienda situada en uno de los barrios más antiguos de San Antonio, Texas supera las exigencias de los principales estándares de construcción sostenible como Energy Star – Gold, NAHB Green Building – Emerald, y Build SA Green – Nivel 3.







Ver todos los artículos del Blog
Con la tecnología de Blogger.