Mostrando entradas con la etiqueta Extremadura. Mostrar todas las entradas


Las características físicas y urbanísticas de la parcela, determinan la organización del edificio. Por un lado su condición triangular irregular, por otro lado su proximidad a edificios residenciales y finalmente por la presencia de la avenida Juan Carlos Rodríguez Ibarra vía principal donde, razonablemente, deben ubicarse los accesos. Estos condicionantes nos han sugerido el dividir el edifico en dos partes, unidas funcionalmente entre sí, pero distinguibles formalmente. El cuerpo donde se ubican los juzgados adopta una planta rectangular que se eleva hasta tres alturas y que se conecta con el resto del edificio, con forma triangular, mediante la transición de dos espacios, vestíbulo principal y patio. En el primero la escalera principal asciende configurando un hito identificador de todo el conjunto, en el segundo la utilización de un elemento compositivo de gran tradición en la arquitectura meridional española recupera para un edificio institucional la mejor referencia local extremeña de las casas-palacio con huecos rítmicos ligeramente rehundidos en la fachada.


En la avenida Juan Carlos Rodríguez Ibarra se dispone el acceso general, inducido en su geometría por la forma de la planta. El vestíbulo se desarrolla en dos alturas dando un adecuada monumentalidad al edificio público. Desde el acceso principal se percibe con claridad la escalera principal y los ascensores que suben a los juzgados y la fiscalía. El vestíbulo queda conectado al patio interior del edificio como referente visual que organiza a su alrededor el conjunto de funciones desarrolladas. Tras este patio se sitúan las salas de vistas. Quedan por tanto todas las zonas de uso público iluminadas y ventiladas mediante ese elemento central que permite aportar al edificio un control mayor en su gasto energético. Las salas de vistas están unidas entre sí por un gran espacio longitudinal que funciona como gran distribuidor. Los pasillos, escaleras y ascensores de uso único para funcionarios conectan entre sí todas las dependencias de uso restringido del juzgado. En la misma planta baja, la sala de bodas de doble altura, enfatiza su condición de espacio de celebraciones con una iluminación cenital que no solo confiere un carácter dramático y teatral a la pieza, sino que se refleja en las fachadas y cubiertas organizando volumétricamente el edificio.


En la planta primera se localizan los juzgados. Los despachos de jueces y secretarios están iluminados directamente desde el exterior. Las dos secretarías situadas en los extremos de la edificación reciben la iluminación desde el perímetro exterior del edificio. Por el contrario las dos secretarías situadas en la parte central se iluminan a través de un segundo patio que nace en la planta primera. El programa de usos de la planta primera se completa con la biblioteca, y las salas para abogados y procuradores.


El esquema de la primera planta se repite en la planta segunda. Existe un espacio de reserva al Sur del edificio para dos juzgados. Al Norte se dispone la fiscalía y un conjunto de salas técnicasy de apoyo al funcionamiento general del edificio. 

 

La composición de las fachadas descansa por igual en el reflejo exterior de las complejas geometrías interiores que el solar propicia y en una adecuación plástica a las arquitecturas meridionales más tradicionales que tiene amplia representación en Almendralejo. Así, las ventanas de los juzgados, de los despachos de jueces y secretarios tienen una disposición alargada y de jambas profundas características de la relación entre macizo y vacío de las fachadas más atractivas de Almendralejo.

Datos del proyecto:

Localización: Almendralejo, Badajoz, España
Cliente: MInisterio de Justicia de España
Superficie: 5310,4 m2
Presupuesto: 2.951.375,30 euros
Fotos: © Jesús Granada
Textos cortesía de E. Barjadí & Asociados


Enclavada en un privilegiado entorno de la provincia de Cáceres, España, el objetivo era transformar un establo abandonado en una vivienda familiar mediante una rehabilitación integral, coherente y respetuosa con el entorno. Al final, el estudio decidió que crear una nueva construcción era la mejor opción, ya que el establo estaba sumamente deteriorado. Alejada de conexiones de agua potable y líneas eléctricas, Ábatón aplico al proyecto un conjunto de soluciones tecnológicas como paneles fotovoltáicos o turbinas que utilizan el cauce de dos arroyos para generar energía, asegurando el suministro de energía para la nueva función del edificio. Durante el invierno la vivienda genera la mayor parte de la electricidad  a través de la fuerza del agua, mientras en verano, es la energía fotovoltáica la que la electricidad que consumen sus habitantes. La energía se almacena en sendos acumuladores, uno de invierno y otro de verano.


La orientación original del edificio también ayudó a lograr una mayor eficiencia energética, al estar orientada al sur, el sol es la principal fuente de calor durante el invierno. Un alero generoso evita que el sol entre en la casa durante el verano, manteniendo fresco el interior. Grandes persianas de madera que se deslizan cierran el completamente el perímetro como una segunda piel, cubriendo los grandes ventanales durante la noche atrapando la ganancia de calor solar que se ha obtenido durante la horas de sol.


El agua es obtenida de los dos arroyos, ésta es pura y puede usarse para beber y bañarse. La piscina actúa como un tanque de almacenamiento de agua para su uso en el riego de la parcela. La naturaleza se ha incorporado al interior de la vivienda, los baños cuentan con vistas a un patio interior con una sencilla fuente de piedra, los dormitorios poseen grandes ventanales con vistas al campo. 


El estilo arquitectónico empleado refleja la naturaleza original de la construcción, empleándose en su construcción materiales como la piedra natural o la madera. La fachada principal se ha reconstruido con una mezcla de cemento y piedra, debido al mal estado que presentaba la original. Las paredes de apoyo han sido sustituidas por pilares de metal. Los graneros superiores se han reconvertido en dormitorios, algo que le da un aspecto tipo loft a todo el conjunto con un interior en el que encontramos techos altos en gran parte de la superficie habitable.


Datos del Proyecto:

Localización: Cáceres, Extremadura, España
Arquitecto: Ábatón
Construcción: 2010
Superficie habitable: 332 m2
Fotografías: © Ábaton y Belén Imaz

 




Más Casas de diseño actual
Casa en Torrelodones de Ábaton


Ver todos los artículos del Blog
Con la tecnología de Blogger.