A+ A-

Oficina en el Bosque de SelgasCano


Haciendo fácil lo difícil el estudio de arquitectura SelgasCano ha huido de la sofisticación de una ciudad como Madrid para instalar su oficina en un pequeño bosque a las afueras. El edificio ha sido concebido en consonancia con este concepto, así han propuesto un edificio sencillo, caracterizado por grandes superficies acristaladas que permiten al arquitecto estar en contacto directo con la naturaleza. El cristal curvo ha sido diseñado para envolver el interior proyectando el bosque desde el suelo al cielo, como si se tratase de una gran panorámica.





En uno de los laterales se ha situado una ventana abatible que permite la entrada de aire directamente del exterior. En definitiva un proyecto que nos muestra el placer de lo sencillo.