A+ A-

Iglesia de la Semilla de O Studio Architects

Iglesia en China O Architects

La Iglesia de la semilla se encuentra en la montaña Luofu, una de las siete famosas montañas sagradas taoístas de China. Aunque hay varios templos budístas y taoístas en la montaña aun no se había construido un elemento religioso occidental, siendo este el primero. El promotor deseaba aumentar el espectro de la cultura religiosa en el distrito para ello contrato a O Studio Architects. Se quería crear no sólo un espacio para adorar y meditar para los cristianos, sino también un lugar de recreo y de reunión para la gente del pueblo que lo rodea. El mensaje de la cultura religiosa que se comunica a través de un sutil juego de luces y sombras. La Iglesia de la semilla tiene una superficie de 280m2 y capacidad para 60 personas.


Iglesia en China O Architects
Iwan Baan Templo en China
Mirador Iglesia de la semilla
Iglesia de la Semilla. O Studio Architects. 2012

El diseño está inspirado en la forma de una semilla - un elemento metafórico, famoso en los relatos evangélicos. Una línea curva crea el contorno de la semilla y marca la pared que encierra el templo. La curva ha sido dividida en tres partes y tres entradas que ocupan cada sección de la curva: en el sureste se ha colocado una abertura en forma de cruz que introduce los primeros rayos del sol en el interior; en el oeste se ha situado una pared sólida que bloque el sol de la tarde; en el norte se ha instalado un pequeño inodoro. Por último un techo escalonado transparente que va desde los 3 metros en la entrada del templo hasta los 12 del altar permite la entrada de luz difusa durante todo el día. La cubierta es totalmente transitable, los visitantes pueden acceder a ella para disfrutar de las montañas y ríos que rodean a la iglesia.

Interior Iglesia de la semilla
Iglesia de la Semilla. O Studio Architects. 2012
Interior Iglesia de la semilla

El edificio hace uso de un lenguaje libre de ornamento, al que podemos tachar de excesivamente limpio y minimalista. La estructura principal se construyó in situ y está compuesta de hormigón con encofrado de bambú. Esta práctica es llevada a cabo por los constructores locales y supone un gran ahorro de costes. La superficie de bambú queda al descubierto armonizando con los arboles de los alrededores y el paisaje verde. Además ventanas, mobiliario y puertas han sido fabricadas por los artesanos locales empleando bambú. Con ello se trata de acercar el edificio al pueblo.