A+ A-

Aller Building de PLH Architects


Con sus ocho plantas de altura este edificio diseñado por PLH Architects, se ha convertido en uno de los simbolos de la Copenhague moderna. Situada a orillas de la bahía, construido en cristal, aluminio y acero ha sido definido por el arquitecto municipal de la ciudad danésa como "arquetípicamete masculino".


El edificio alberga las oficinas centrales de uno de los conglomerados de medios de comunicación más importantes del país. Su aspecto nos recuerda a un iceberg, un tempano de cristal a la deriva por la gran bahía de Copenhague. Dependiendo del punto de vista y la hora del día en el que se observe el edificio toma diferente aspecto alternándose como protagonistas el cristal o la estructura de aluminio que envuelve la fachada.


Un gran atrio recorre el interior desde el sur al este. Esté se ha configurado como un espacio abierto y luminoso, desde donde se domina todo el interior del edificio. Una gran escultura cuelga del techo de este atrio, las luces azules y blancas de la que esta compuesta le imprimen personalidad al interior. Los materiales utilizados en la construcción del atrio, granito; roble; nogal y cristal esmerilado han sido seleccionados para expresar las distintas estaciones del año.


El edificio se ha construido para proporcionar un ambiente de trabajo idóneo. El ruido de 850 oficinas podría ser ensordecedor, para evitarlo los arquitectos han utilizado en los suelos unas moquetas especiales que reducen el ruido de pisadas en su totalidad.


Otro aspecto a destacar es la sostenibilidad del edificio. Como dato curioso en este campo podemos destacar el método por el que se lleva a cabo la refrigeración del equipo de transmisiones y los computadores de gran tamaño que albergan estas oficinas. Las oficinas están conectadas directamente a la bahía, a través de una bomba se recoje agua del canal para refrigerar los equipos, mejorando su rendimiento y reduciendo el consumo eléctrico.