A+ A-

One Chase Manhattan Bank de SOM


La arquitectura corporativista de SOM, supuso un paso gigantesco en la consagración y difusión del muro cortina de cristal propuesto por Mies van der Rohe. A mediados de los años cincuenta se iniciaron los planes de regeneración de la zona baja de Manhattan. Esto supuso una extraordinaria oportunidad para crear nuevos edificios bajo la influencia del estilo internacional tras más de dos décadas de sequía. David Rockefeller , vicepresidente del Chase Manhattan se comprometió a desempeñar un papel central en la reactivación del Lower Manhattan.


Para la nueva sede contrato a SOM, quienes diseñaron un edificio esbelto y singular con 58 plantas y 248 metros de altura. Un edificio preparado para albergar a los más de 8700 empleados del banco bajo un mismo techo. Las superficies reflectantes de aluminio combinadas con el vidrio otorga a este rascacielos una imagen maciza que domina el paisaje. Es imposible no acordarse del Edificio Seagram de Mies van der Rohe, con elementos comunes como una gran plaza de 2500 metros cuadrados o un acceso porticado.



Su construcción comenzó en 1957 y finalizó en 1961. En 1964 se crearon los jardines que incluyen la famosa escultura "Sunken Garden" de Isamu Noguchi. El edificio se colocó en el norte del solar ocupando apenas un 27% de este. Cada planta tiene una superficie de 2600 metros cuadrados, una cifra nada desdeñable. Esto nos hace ser conscientes de las extraordinarias propociones de un edificio que a simple vista parece esbelto pero cuya superficie es cercana a los183.000 metros cuadrados. El edificio del Chase Manhattan Bank era el edificio más grande construido en Nueva York en el último cuarto de siglo. Otro de los record que obtuvo este edificio fue el de tener el mayor muro cortina de cristal jamás construido, tan sólo interrumpido por varias franjas de metal donde se oculta el equipo de aire acondicionado.