A+ A-

Baño Árabes de Baza de Ibáñez Arquitectos

La apuesta en valor y actualización de un monumento histórico como los baños árabes de Baza, Granada, con casi seis siglos de historia, no es un proyecto sencillo de acometer. En este caso el arquitecto Francisco Ibáñez ha sabido como intervenir el espacio para alterar lo menos posible el edificio histórico logrando al mismo tiempo trasladarnos a los orígenes de la construcción. La puesta en valor del monumento se ha basado en cuatro aspectos sustanciales. La “escala” del objeto, en sí mismo y en relación con la trama y escena urbana. La luz, como clave de la percepción de los espacios interiores. El agua, como elemento caracterizador del propio baño y sus salas, como material intangible y evocado. La materialidad de la construcción medieval, caracterizada por el espesor y lo masivo de sus sistemas constructivos.

Con el paso de los siglos los baños habían quedado semienterrados y totalmente descontextualizados. Según el arquitecto: "Era necesario recomponer las proporciones de los cuerpos construidos de cara al exterior, volviendo a configurar las callejuelas y relaciones de llenos y vacíos."

"Por ello se proyectó un volumen neutro, facilitando el acceso al nivel actual de la calle. Esto permite contemplar todo el conjunto y sus cubiertas bajo un nuevo espacio protegido, recreando una atmósfera que sirve de transición entre el exterior contempóraneo y los baños de hace más de seis siglos."

En cuanto a la luz se ha tratado de reproducir las condiciones originales de los baños. Ésta se utiliza como elemento esencial del proyecto, graduándose a media que se pasa del exterior descontextualizado al monumento propiamente dicho. En cuanto al agua, su presencia o no, deberá ayudar a evocar a los visitantes, el pasado del espacio.

El nuevo edificio se inspira, por tanto, en las cualidades espaciales de un baño árabe, en el que la luz, el agua, la penumbra y el vapor recrean una atmósfera especial. Se eligen solo tres materiales contemporáneos acusando el contraste entre lo nuevo y lo viejo (el masivo hormigón como réplica de la materialidad de la construcción medieval, el acero y el vidrio). Su sencilla organización funcional permite recuperar el perdido patio del “maslaj”. La puerta de acceso evoca igualmente al pasado.

La restauración se ha llevado a cabo con sumo cuidado, retirando todo lo que no perteneciera a la época de construcción y reconstruyendo sólo para garantizar la estabilidad y comprensión espacial de los ámbitos afectados por las severas reformas que habían sufrido a lo largo de más de quinientos años.


Datos del Proyecto:

Localización: Baza, Granada, España
Arquitecto: Ibánez Arquitectos
Finalización: 2008
Fotografías: Fernando Alda