Mostrando entradas con la etiqueta Australia. Mostrar todas las entradas


Esta vivienda diseñada por el estudio de arquitectura Archier en Yackandandah, Australia, utiliza grandes bloques de hormigón de más de una tonelada de peso, reutilizados, que se anclan en el paisaje y crean una envolvente dinámica para regular el ambiente interno. La vivienda ha sido diseñada para un bohemio, un escultor local, que deseaba una vivienda rústuca que reflejase su personalidad.



Cuando los arquitectos Anita Panov y Andrew Scott se trasladaron a a vivir a este lugar situado en el corazón de Sidney, Australia, se encontraron con una vieja vivienda de madera y un jardín trasero descuidado cuyas plantas habían crecido sustancialmente. Con sus propias manos y la ayuda de amigos han construido un sencillo anexo de 67 m2 abierto al jardín trasero. La vivienda original fue reformada completamente, aunque se mantuvo la fachada original, por ello en el interior no se aprecia cuando estamos en la vivienda antigua y cuando en la nueva extensión, ya que todo se ha fundido en un único espacio interior.






La planta es estrecha, con 15 metros de longitud y tan solo 4,5 metros de anchura. En la fachada trasera se han incluido ventanas de guillotina que permiten abrir el interior al jardín exterior y recibir luz natural y favorecer una ventilación cruzada adecuada. 



"Es una ventana a nuestro jardín. La casa en sí es poco más que una armadura"

Las habitaciones se han dispuesto linealmente. Al final del edificio, junto al jardín, se integran las áreas sociales. En el jardín se ha situado un pequeño sendero realizado con ladrillos reciclados de la chimenea de la vivienda original. El sendero rodea diversas especies de árboles como eucaliptos, pinos y palmeras. Para la fachada los arquitectos se han inspirado en los edificios tradicionales de Kyoto, optando por la madera. En el interior conviven diversos materiales como el cemento quemado o la madera de cedro recuperada.



Si en el exterior se ha optado por un aspecto algo más salvaje y descuidado en el interior se ha elegido una atmósfera cálida y acogedora.








Este proyecto creado por Refresh*Design en Brisbane, Australia, busca re-conceptualizar el estilo contemporáneo de vida en la ciudades.


Como la mayoría de las capitales de Australia, Brisbane reconoce que la expansión urbana no es la solución para atender el rápido crecimiento de su población. La búsqueda de una solución sostenible a este problema ha llevado al estudio Refresh*Design  ha desarrollar un modelo de expansión urbano de 'crecimiento interno-evolución' que aumenta sensiblemente la densidad de las zonas urbanas. Este modelo ha sido bautizado como "My gardenhouse" -Mi casajardín-. Los nuevos desarrollos que se llevan a  cabo en el interior de las ciudades usan infraestructuras ya existentes y esto conduce a una mayor sostenibilidad, al no consumir nuevos terrenos y no tener que realizar nuevas infraestructuras.


Debido a la pendiente del terreno -con un desnivel cercano a los 5 metros- este proyecto adopta una estrategia no convencional de localización de habitaciones en la planta baja y las zonas de estar en el piso superior. Esta configuración proporciona unas vistas fantásticas para todas las áreas de estar, a la vez que se mantiene la privacidad de sus habitantes.



Los espacios de la casa se estructuran a través de una sección en forma de S, que crea, con orientación sur, patios privados para las dos habitaciones en la planta baja y una sala de estar orientada al norte en la planta superior. El diseño utiliza una gran puerta corredera,  para abrir todo el lado norte de la planta superior, transformando la sala de estar en un espacio al aire libre.



La sostenibilidad fue un aspecto clave a lo largo de la elaboración de este proyecto, no sólo por el uso de la infraestructura de la ciudad establecida, sino también en su construcción. Las consideraciones clave fueron: el uso de un programa muy compacto, establecer un diseño solar pasivo, minimizar los movimientos de tierra, y el uso de materiales de construcción con certificación de sostenibilidad.






Cuando el promotor encargó a Anthony Clarke -director del estudio de arquitectura BLOXAS- la remodelación y ampliación de su vivienda las premisas fueron claras. Deseaba una vivienda sin límites, abierta y luminosa en la que se crease una sensación de continuidad visual entre construcción y paisaje. El resultado es un espacio compacto, económico y con una gran habitabilidad. La casa está situada en el suburbio al norte de Melbourne en el que conviven construcciones industriales y domésticas. La nueva extensión se contrapone al interior lúgubre caracteristico de estas viviendas construidas en la década de 1920. Los clientes también hicieron hincapie en la sostenibilidad de su futuro hogar. El diseño, en general, refuerza el compromiso familiar y la comunicación visual, lo que a su vez ayuda a construir una fuerte relación entre espacio y actividad. 

© Peter Bennetts
© Peter Bennetts
© Peter Bennetts

El elemento clave del diseño es la forma de la fachada oeste del edificio. Tablones de madera definen inequívocamente el perfil del edificio. Desde el exterior transmite la sensación de ser un lugar protegido y con una fuerte personalidad propia. El carácter de cada espacio interno se define por los altos techos ondulados, éstos conjuntamente con el patio central y un pozo de luz situado en la zona oeste aportan iluminación natural a todo el interior.

© Peter Bennetts
© Peter Bennetts

Además del uso de elementos clásicos para garantizar la sostenibilidad de la construcción como los sistemas de recolección de agua de lluvia o la instalación de placas solares para el agua caliente se ha realizado un cuidadoso plan de estudio de la ventilación cruzada que garantiza una correcta temperatura interior en los meses más calurosos.

© Peter Bennetts
© Peter Bennetts
© Peter Bennetts

Datos del Proyecto:

Localización: Melbourne, Australia
Arquitectos: BLOXAS
Proyecto: 2012
Construcción: 2012
Fotografías: Peter Bennetts







El estudio australiano March Studio ha creado en Melbourne una tienda en línea pero física para Sneakerboy, un concepto que desde el estudio australiano definen como: "una tienda en línea por la que se puede pasear; no hay productos en el almacén, ni dinero, ni caja registradora, y, por supuesto, ningún producto para llevar a casa. Todo lo que se necesita para hacer una compra en la tienda es un teléfono inteligente o acudir a uno de los iPad que hay en la tienda además de un ID de cliente de Sneakerboy. Gran parte del espacio se dedica a mostrar la gama de zapatos. Este concepto supone un gran ahorro de espacio".


La forma de realizar nuestras compras ha cambiado drásticamente en los últimos años. Sin embargo, tiendas como ésta van un paso más allá ofreciendo la comodidad de una tienda on líne con la experiencia sensorial que ofrece una tienda física.  La experiencia de tocar, probar y oler un objeto nunca será reemplazada y eso es algo que la firma de calzado ha tenido muy presente en el proyecto.



La arquitectura y la imagen de marca de la tienda - también diseñada Studio March- sigue esta estructura de negocio subyacente, incorporando las posibilidades que ofrece la conectividad digital. 



La tienda de Sneakerboy en Melbourne se compone de dos áreas principales; el área de exposición y el área para la prueba de los zapatos. Estas dos áreas se expresan en la fachada, un gran portal de acero circular dirige al cliente a la entrada y al espacio de exposición, mientras que los bloques de vidrio oscurecidos proporcionan privacidad al área destinada a la prueba del calzado permitiendo además la entrada de luz natural. 


El área de exposición se ha diseñado siguiendo una estética futurista retro de una estación de metro de Nueva York. Esta estética se refleja en la forma curvada de los estantes de vidrio en los que se muestran toda la gama de zapatillas de deportivas de la marca, un lienzo compuesto de 162 zapatos individuales, que puede atenuarse y ajustarse cambiando la iluminación. 


Los clientes están invitados a explorar los productos a través de la App de Sneakerboy para la conocer los precios y tallas disponibles, e interactuar con cada zapato gracias a un visor LED situado justo debajo de cada estante. Gracias a esta brillante idea los clientes pueden dejar mensajes personalizados, promoviendo la actividad en línea dentro de la tienda. Los 1.200 metros de cableado recorren los estantes de vidrio como recordatorio a la importancia de este elemento para el desarrollo tecnológico y de la conectividad.




Las 6 sillas de acero que conforma el área de probador integran iPads que permiten a los clientes navegar en linea y comprar al mismo tiempo.





Datos del proyecto:

Localización: High Street, Melbourne, Australia
Arquitectos: March Studio
Proyectos: 2014







Tienda Indulgi de Nendo
Stabucks Espresso Journey de Nendo


Ver todos los artículos del Blog
Con la tecnología de Blogger.