A+ A-

Miniloft de MORQ

MORQ ha finalizado un pequeño loft de 55 metros cuadrados en Roma. El proyecto consiste en la conversión de un antiguo almacén en un pequeño loft. El plan propuesto se mantiene tan abierto como sea posible permitiendo aprovechar la estructura de madera que forma la cubierta original, lo cual le confiere al espacio una estética industrial.



El loft transmite una gran sensación espacial gracias a la doble altura de los techos. La entrada y la cocina se separa del resto del apartamento, ya que se encuentran bajo la plataforma destinada a dormitorio. La yuxtaposición de texturas y materiales enriquece el diseño del loft. Dependiendo del uso del mobiliario, éstos han sido concebidos en diferentes materiales como hormigón, tela de pvc o acero perforado. Parte de las paredes han sido enlucidas, otras se han mantenido el hormigón desnudo, creando así un espacio con una clara intención minimalista.