A+ A-

Casa entre viñedos / Jackson Clements Burrows


Jackson Clements Burrows ha completado esta vivienda de recreo en la península de Mornington, en Australia. La casa fue diseñada utilizando principios de diseño pasivos, que dotan al espacio de un ambiente informal y modesto a pesar de sus generosas dimensiones. A pesar de su amplitud cada habitación posee un carácter propio acorde a su función creándose un interior caracterizado por la riqueza de espacios. Los visitantes se acercan a la casa por un camino de grava que conduce al ala izquierda de la casa donde se encuentra el garaje. Esta aproximación hace que desde la distancia la construcción se erija como un gran volumen de madera. La casa se encuentra sobre un acantilado natural ofreciendo interesantes vistas sobre el entono.

© John Gollings
© John Gollings

El techo descendente de la casa permite reducir la incidencia del viento sobre el edificio, que suele ser muy persistente en la zona. El techo se extiende desde la parte más alta de la casa hacia el garaje con un espacio intermedio, que actúa como la entrada formal a la casa. Una puerta corredera compuesta de una puerta antigua de madera aporta textura y centra el foco de atención sobre la entrada.

© John Gollings

La entrada principal da acceso a un sorprendente hall de entrada decorado con botellas de vino producido con uvas de la viña. A la derecha de éste encontramos la sala de estar y los espacios comunes así como el dormitorio principal, a la derecha el ala que alberga los dormitorios para los niños e invitados. El pequeño hall de entrada funciona también como bodega con la temperatura del ambiente controlada para una mejor conservación del vino. 

© John Gollings

El corazón de la vivienda es la sala de estar, en esta sala se sitúa en un extremo la cocina y en otra una gran chimenea pensada para los días de lluvia. Grandes puertas correderas conducen a una terraza exterior que ofrece varios puntos de vista, por un lado ofrece vistas a la viña al oeste y vistas sobre un jardín recién plantado en el este. La casa es en su mayoría de madera, con excepción de las columnas que forman parte de la estructura y que con su color oscuro crean un interesante constraste contrapuesto al gran volumen de madera.  Las columnas fueron diseñadas imitando el crecimiento lineal de las vides. La selección deliberada de una paleta limitada fue elegida para adaptar el diseño a su entorno.
© John Gollings
© John Gollings
© John Gollings
  
En el interior destacamos el dormitorio principal situado sobre la cocina y al que se accede a través de una sencilla escalera. Junto a la habitación se encuentra un pequeño salón. Ambos espacios poseen unas vistas espectaculares sobre las aguas de Western Port.  La ala oeste en la que se encuentran los dormitorios de los niños e invitados fue diseñado atendiendo a esta doble necesidad, pudiendo ser cerrada si los propietarios visitan la vivienda sin hijos ni invitados. Todas las habitaciones disponen de puertas correderas de cristal con acceso a una terraza con vistas sobre los viñedos.

© John Gollings