A+ A-

Estilo en 36 metros cuadrados, apartamento en Moscú de Kira Chuveleva

 

Diseñado por la interiorista Kira Chuveleva, este apartamento se muestra como un espacio bien ordenado que transmite una mayor sensación de amplitud gracias a sus techos altos. De hecho, gracias a esta característica la diseñadora ha logrado encontrar ingeniosas soluciones para concentrar en 36 metros cuadrados todos los servicios necesarios para cubrir las necesidades básicas de una persona sin renunciar a un estilo original propio. El elemento más misterioso es una puerta de color azul situada bajo el altillo donde encontramos una de las dos camas que posee el estudio. Tras ella encontramos un pequeño baño, de este modo se ha dado cabida al baño ya que de otra manera no hubiera sido posible disponer de dos camas.


Muchos son los elementos que hacen de este apartamento un lugar acogedor y con estilo: una cuidada selección de los textiles, las múltiples obras de arte o los muebles clásicos modernos de diseñadores como el matrimonio Eames o Marcel Breuer. La altura de 3,6 metros unido a los grandes ventanales propios de un edificio histórico como éste, hacen que el interior sea luminoso reduciendo la sensación de claustrofobia derivada del reducido espacio.


Para diferenciar los ambientes se ha empleado un sencillo código de colores. Para la cocina se ha optado por una combinación de blanco y tonos oscuros, mientras que para la sala de estar y las zonas de dormitorio se ha optado por una mezcla de diferentes colores destacando entre ellos el azul. Para mantener parte de la esencia del edificio se ha restaurado parte del suelo original, que ahora aparece enmarcado entre el nuevo piso de madera teñida.



Más proyectos de interiorismo 
Rehabilitación de un apartamento en Ámsterdam de Laura Álvarez
Apartemento en Amsterdam de i29