Mostrando entradas con la etiqueta Casas en la naturaleza. Mostrar todas las entradas

Casa en Brasil

El proyecto ha consistido en el diseño de una vivienda para una pareja joven y sus tres hijos pensada para ser disfrutada los fines de semanas en las vacaciones. La casa se ubica  90 kilómetros al noroeste de la ciudad de São Paulo, Brasil, en un entorno natural aún virgen, perfecto para desconectar y relajarse.  El estudio Candida Tabet Arquitectura decidió crear un impactante diseño que aunara aspectos tradicionales de la arquitectura brasileña con conceptos actuales como los espacios para la convivencia abiertos al paisaje de la selva atlántica.


El arquitecto español Ramón Esteve ha diseñado esta impresionante vivienda en la sierra valenciana de Caldenora. El paisaje, prácticamente virgen, ha tenido una gran influencia en su diseño. La estructura esta compuesta de roca con un caracteristico color rojizo que la mimetiza con la montaña, pareciendo formar parte de ella. Esto le imprime un carácter espontáneo además de una gran dosis de originalidad. Gran parte de la piedra retirada ha sido reutiliza para crear la envoltura de esta vivienda de 886 m2.


Diseñada como una reinterpretación moderna de la cabaña de caza tradicional de Tenessee, Meyer Davis comenzó este proyecto llevando a cabo un estudio sobre ejemplos de residencias modernas emblemáticas de mediados del Siglo XX. La referencia en estos edificios modernos a la conexión entre la casa y el paisaje era frecuente, y el extenso paisaje de Tennessee que rodeaba a la futura casa ofreció al equipo de diseño la oportunidad de responder a la naturaleza, diseñando una casa de campo abierta a él, como los grandes maestros de la arquitectura moderna habían hecho en sus obras.


Esta particular vivienda diseñada por Petr Hajek en una zona residencial a las afueras de Praga se  sitúa en el centro de un jardín. Cada habitación individual está orientada a uno de los árboles que lo componen reforzando la relación de sus habitantes con la naturaleza. El salón se sitúa frente al manzano, el dormitorio principal, al cerezo, el baño, al melocotonero, la habitación de invitados, al abeto de plata y habitación de los niños, al nogal. Por tanto cada habitación tiene una vista única que le imprime un carácter propio.  


Esta vivienda diseñada por el estudio mk27. Marcio Kogan, se encuentra en una región montañosa, a 180 km de la ciudad de São Paulo, conocida por sus bajas temperaturas. El concepto arquitectónico ha buscado crear espacios interiores espaciosos para los días fríos, tales como, por ejemplo, una acogedora sala de estar y sala de baños con piscina, donde se pueden disfrutar de las impresionantes vistas que ofrece el entorno protegido por una piel de vidrio.


Externamente, el mismo volumen continuo crea una dualidad entre un bloque opaco - donde encontramos la sala de estar, dormitorios y áreas de servicio- y el espacio transparente de la piscina climatizada y sauna. La volumetría de la casa fue creada a partir de una extrusión de sesenta y cinco metros con cubierta a dos aguas. Por otra parte, una plataforma de madera que salva el desnivel conecta los espacios y crea un solarium pensado para utilizarse durante los meses de verano.




En la parte opaca del volumen, que cuenta con 50 metros de longitud, las aberturas se redujeron al mínimo, empleándose como puertas correderas de intensificar la integración entre el interior y el entorno. Esta relación entre transparencia y opacidad en la fachada permite un excelente rendimiento térmico, con un alto grado de conservación energética. El tramo transparente es de catorce metros de largo y cuenta con una excelente ventilación interna, especialmente diseñada para evitar la condensación de agua procedentes de la piscina y la sauna en los cristales. 




La casa no se ha podido situar en la parte superior, donde deseaban los promotores, en cambio, se ha optado por una zona más baja en la que el contacto con la naturaleza es pleno puesto que se inserta entre un frondoso bosque de pinos, creando una relación íntima con el sitio. El objetivo inicial del proyecto es que su construcción fuese rápida y económica. Para ello se han empleado una estructura metálica basada en marcos de acero. Gran parte de la estructura se monto en el sitio reduciéndose los tiempos de construcción.
  



La elección de los materiales para los interiores, como la madera, han dado como resultado una acogedora casa, con la esencia de los chalets tradicionales en las montañas. Siguiendo los deseos de los futuros residentes, la cocina se integró con el resto de espacios a través de puertas correderas de madera que pueden abrirse por completo. 




Casa de hormigón, cristal y madera de Studio mk27
Casa Lee de Studio mk27


Las ruinas de una antigua granja de piedra se ha convertido en el punto de partida del arquitecto Carl Fredrik Svenstedt para construir una nueva vivienda rural con vistas al Valle de Luberon, un parque regional protegido por estrictos reglamentos que imponen entre otros aspectos construir con materiales tradicionales.
©  Carl Fredrik Svenstedt
©  Carl Fredrik Svenstedt

Las ruinas de la antigua construcción de labranza fueron preservados con el fin de enmarcar la nueva casa, mientras que la casa de huéspedes y la piscina se insertaron dentro de los viejos muros de piedra. La casa principal está construida con bloques de piedra arenisca de 50 x 50 x 200 cm, de cantera cercana de origen romano.

©  Carl Fredrik Svenstedt
©  Carl Fredrik Svenstedt

El esquema constrictivo recuerda a los clásicos juegos infantiles de bloques en el que con total libertad aparente se van insertando diferentes aberturas. Las gruesas paredes de la casa también crean masa térmica, transpiran y no requieren de aislamiento, incluso en esta zona de veranos calurosos e inviernos nevados funcionan como un perfecto aislante térmico.

©  Carl Fredrik Svenstedt
©  Carl Fredrik Svenstedt

El resto de materiales empleados en la casa son la madera y el hormigón. Los interiores se han dejado sin tratar, con pisos de hormigón pulido y techos de madera contrachapada de abedul. La casa principal de 200m2 se caracteriza por una cubierta a dos aguas que recuerda a las construcciones tradicionales.

©  Carl Fredrik Svenstedt

El salón acristalado y las terrazas abiertas bajo este techo permiten abrir el interior al patio situado en el sur y las amplias vistas hacia el valle hacia el norte. El plan abierto del ala de los dormitorios está estructurado en tres volúmenes de madera contrachapada distintas, como grandes cajas. Puertas correderas ocultas dividen el espacio en dormitorios y baños. Un garaje de madera completa la planta cuadrada de la casa principal, y enmarca el estrecho pasaje de entrada a lo largo de las ruinas que también conduce a la casa de huéspedes de 35m2, con un muro de piedra escalonado como característica principal.
©  Carl Fredrik Svenstedt




Más casas de diseño actual
Casa frente al Pacífico de Gonzalo Mardones Arquitecto
Casa en la Roca de Olson Kundig Arquitectos


Diseñar una vivienda rural no debe suponer renunciar a líneas y materiales modernos y así lo ha demostrado con esta casa situado en Irlanda del Norte el estudio de arquitectura de Patrick Bradley. En el concepto de diseño se ha empleado voladizos y formas esculturales así como una paleta de colores naturales basada en materiales como el acero oxidado COR-TEN® y un metal expandido de color gris oscuro, todo ello basado en las formas y texturas empleadas en los sencillos cobertizos agrícolas ubicados alrededor de este edificio, de este modo se ha logrado complementar al paisaje circundante.

© Richard Lavery

© Richard Lavery
© Richard Lavery
© Richard Lavery

Como parte de un proyecto experimental, el edificio fue diseñado no sólo para ser innovador, sino también para ayudar a cambiar la percepción de la arquitectura contemporánea rural de Irlanda del Norte y como muestra de cómo es posible crear un diseño atrevido dentro de un presupuesto modesto. 

© Richard Lavery
© Richard Lavery
© Richard Lavery

La casa fue diseñada no sólo para camuflarse en su entorno, sino también para ser una elegante pieza de arquitectura que mejora al sitio donde ahora existe. Para ello se han empleado 4 contenedores de 45 pies dispuestos aprovechando la orografía del terreno.

© Richard Lavery
© Richard Lavery







Los promotores deseaban una casa de vacaciones de diseño simple y que conectara y respetara el entorno natural de la isla escocesa de Skye. El equipo de arquitectos de Rural Design se encontró con un paisaje geológico excepcional con suaves ondulaciones presentes desde la Edad de Hielo, esto suponía una gran dificultad, ya que el terreno no podía alterarse si se deseaba cumplir las premisa de respeto al entorno que habían transmitido los cliente. La decisión final fue elevar el edificio del suelo a través de finos pilotis de hormigón. De este modo se logro solucionar el problema del respeto al medio y al mismo tiempo orientar mejor la vivienda hacia las vistas.


La forma de la casa se estrecha deliberadamente hacia el norte, la reducción de su superficie, permite concentrar los espacio para la vida y orientarlos mejor hacia las vistas a través de una gran cristalera. El acceso se lleva a cabo a través de un pequeño puente de madera. Los vanos han sido situados estratégicamente, los situados en la altura superior del volumen captan la luz natural, mientras que los inferiores tienen como objetivo enmarcar las vistas, como pequeños lienzos dibujados con el pàisaje.


El interior está revestido principalmente en OSB, que proporciona resistencia a la estructura de madera y sirve de apoyo para el revestimiento. El espacio es un bien escaso en la casa ya que dispone de menos de 70m2 por lo que los espacios para almacenamiento se han repartido inteligentemente a lo largo de la casa. Una sencilla escalera de madera contrachapada conduce  a la planta superior en la que encontramos el dormitorio principal.





La casa fue construida en el lugar con materiales gran parte de los materiales procedentes del territorio, esto ha supuesto un ahorro en costes. En el interior se requiere poca calefacción gracias a los altos niveles de aislamiento y estanqueidad del aire que ofrece el OSB, esto contribuye a reducir su huella energética, contribuyendo a su sostenibilidad.



En el exterior la textura y el ritmo de los tablones de madera de alerce escocés permite al edificio integrarse en el paisaje en un alarde de diseño rural contemporáneo.










Ver todos los artículos del Blog
Con la tecnología de Blogger.