A+ A-

Oficinas Centrales del Banco DNB / MVRDV


MVRDV ha completado el edificio principal de la sede del banco DNB en Oslo, Noruega, un edificio de 17 pisos de altura con una superficie de 36.500 metros cuadrados. El volumen pixelado se basa en unidades de trabajo independientes de pequeña escala de 6x6 metros, adaptándose a las diversas influencias del contexto urbano. El edificio de cristal y ladrillo trata de combinar una organización interna eficiente y flexible -con 2.000 plazas de trabajo flexibles, un comedor panorámico 140 asientos, y una sala de operaciones con 250 puestos de trabajo- con una variedad de espacios comunes -como un gran vestíbulo de entrada, una sala de negociación transparente o un pasaje público protegido.



Los espacios colectivos están conectados por un circuito continuo interno escalonado en terrazas, éstos se muestran en forma de píxeles de vidrio, fomentando las reuniones informales y la comunicación entre los empleados. Esta ruta serpentea ascendiendo desde la recepción a través del edificio, conectando todos los niveles de oficinas con las zonas comunes. Una serie de escaleras de madera y puentes permiten a los empleados cambiar los niveles. Todos estos espacios colectivos ofrecen vistas a los alrededores. El circuito se ventila naturalmente. Los vidrios empleados son de alto rendimiento para proteger el interior del frio noruego.



El proyecto fue desarrollado en colaboración con el estudio noruego DARK Arkitekter y varias empresas de ingeniería de Noruega, la gestión del proyecto corrió a cargo de Vedal Project. La construcción de la nueva sede es una operación estratégica de DNB para concentrar todas las oficinas de Oslo en un sólo lugar, con el objetivo de crear sinergias y una identidad clara. Según MVRDV: "El objetivo era traducir el carácter social y democrático de la organización en un edificio con excelentes condiciones de trabajo y cualidades espaciales que estimulen la eficiencia, la identidad y la colaboración.".